39.853333

Publicidad

ESPAÑA RECOMIENDA NO VISITAR EL PAÍS

Las protestas de los indígenas en Ecuador obligan a Lenín Moreno a trasladar el Gobierno a Guayaquil

El descontento por los ajustes anunciados por Moreno y un acuerdo crediticio con el FMI han llevado a Ecuador a una situación extrema: miles de campesinos e indígenas se han echado a las calles para protestar contra el presidente y lleman a un "levantamiento" progresivo en todo el país.

Miles de indígenas ecuatorianos llegarona las afueras de Quito, en una manifestación de protesta contra las medidas económicas impuestas por el Gobierno en el marco de un acuerdo crediticio con el FMI, al que consideran como un "paquetazo" contra el pueblo.

La llegada de los campesinos, muchos a pie, en autobuses y camiones, se produce en el marco de un descontento generalizado por los ajustes anunciados por el presidente del país, Lenín Moreno, sobre todo el retiro del subsidio (ayuda estatal) y el consecuente incremento del precio de las gasolinas.

La Confederación de Nacionalidades Indígenas (Conaie), una de las organizaciones sociales más importantes del país, ha llamado a un "levantamiento" progresivo en todo el país, y ha organizado una protesta de sus bases en Quito, que se unirá el próximo miércoles a una movilización de los sindicatos a nivel nacional.

La Conaie y el Frente Unitario de Trabajadores (FUT), la central obrera más importante de Ecuador, han pedido al Gobierno que derogue el decreto ejecutivo por el que eliminó el subsidio a las gasolinas, además de la retirada de unas reformas laborales, tributarias y fiscales enviadas para su trámite en la Asamblea Nacional (Parlamento) y a las que consideran antipopulares e impuestas por el FMI.

En la zona de Machachi, en la carretera Panamericana, a unos 60 kilómetros al sur de Quito, la fuerza de las indígenas obligó a que se retiren algunos piquetes de militares que trataban de impedir el paso de los manifestantes.

En algunos momentos se produjeron leves forcejeos, pero al final los campesinos se abrieron paso hacia la entrada a la ciudad, y decidieron permanecer en la zona de Tambillo, donde esperarán nuevas decisiones de los dirigentes de la Conaie.

El Gobierno de Moreno se traslada a Guayaquil por recrudecimiento de disturbios

Los enfrentamientos en Ecuador han recrudecido en las últimas horas con la llegada de miles de manifestantes indígenas a Quito, lo que ha provocado la evacuación del Palacio presidencial y el traslado de la sede de Gobierno a Guayaquil.

Las estrechas calles del centro histórico volvieron a convertirse en un campo de batalla entre manifestantes de distintos grupos y la policía, con la quema de neumáticos, lanzamiento de piedras, cócteles Molotov y destrucción masiva de propiedad pública. Como en las de la semana pasada, en las protestas de este lunes también tomaron parte grupos de izquierdas, sindicalistas y jóvenes de distintas afiliaciones políticas de oposición, a los que se sumaron los primeros indígenas que consiguieron llegar a Quito.

Su llegada a la avenida 10 de Agosto, a la altura de San Blas, con dirección al casco antiguo, condujo al inevitable choque con cientos de agentes del orden a pie y a caballo, que les lanzaron gases lacrimógenos y trataron de cortarles el paso hacia la Presidencia. Escenario de fuertes disturbios fue la emblemática plaza de Santo Domingo, a unos cientos de metros de la presidencia y de la que la Policía debió retirarse ante el insistente avance de los manifestantes.

Por el momento no se ha informado de si se han producido víctimas, y la confusión continuaba en toda la zona en medio de las denuncias por la violenta actuación de las fuerzas del orden en los últimos días. Las protestas comenzaron poco después de que fuerzas militares evacuaran el Palacio de Carondelet, y trasladaran a Guayaquil al presidente Lenín Moreno.

Desde esa ciudad, el mandatario compareció ante la ciudadanía por televisión y radio para pedir calma y tender la mano a los grupos sociales, a la vez que acusaba al expresidente Rafael Correa, de un "intento de golpe de estado". "Lo que ha sucedido no es una manifestación social de protesta frente a una decisión de Gobierno. Aquí hay una manifestación política para romper el orden democrático, dijo antes de lanzar los dardos a sus tradicionales oponentes estos dos últimos años.

El Gobierno pide a españoles en Ecuador precaución y evitar desplazamientos

El Gobierno español ha informado este martes de que sigue "con enorme preocupación" los últimos acontecimientos violentos en Ecuador y ha pedido a los españoles presentes en ese país que extremen la cautela y eviten desplazamientos innecesarios. "A los españoles presentes en el Ecuador se les invita a extremar la prudencia, evitar desplazamientos innecesarios y mantenerse en contacto con la Embajada y Consulados de España en el país", señala un comunicado difundido por el Ministerio de Exteriores.

Es una petición que responde a los graves acontecimientos de los últimos días en Ecuador y que han dado lugar a "hechos de violencia, incluidos enfrentamientos, cortes de tráfico, ocupación de instalaciones, saqueos y retención de personas".

En la misma nota, España valora el llamamiento hecho al diálogo y a la búsqueda de acuerdos por parte del Gobierno nacional e invita a todos los actores implicados en esta crisis "a evitar que se sucedan nuevos hechos violentos y a que encuentre urgentemente una salida a la misma a través de la negociación".

Paralelamente a la difusión de este mensaje, el Ministerio de Exteriores ha actualizado sus recomendaciones para aconsejar no viajar a Ecuador dada la situación actual. A los que ya se encuentren en territorio ecuatoriano les recomienda que, si no lo han hecho ya, se den de alta en la aplicación 'Registro de viajeros' y consideren la conveniencia de habilitar la función de geolocalización en la sección de Alertas y Comunicaciones.

Publicidad