Protestas en Brasil por la muerte de un hombre negro a manos de 2 vigilantes de un supermercado

Publicidad

Brasil

Protestas en Brasil por la muerte de un hombre negro a manos de 2 vigilantes de un supermercado

Unas imágenes de la agresión difundidas en redes sociales muestran como el hombre recibe una paliza por parte de dos vigilantes de un supermercado en Porto Alegre.

El pasado jueves un hombre murió tras recibir una paliza por parte de dos vigilantes de una cadena de supermercados de la ciudad de Porto Alegre, en Brasil.

Esto ha provocado continuas protestas en diferentes ciudades brasileñas que denuncian el asesinato de un hombre negro a manos de dos vigilantes. Un hecho que ya comparan con lo sucedido con George Floyd en Estados Unidos.

Las imágenes de la agresión fueron grabadas y difundidas en redes sociales provocando protestas y muchas críticas en Brasil. Mientras que el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, llama a la calma y señala que "Quienes instan al pueblo a la discordia, fabricando y promoviendo conflictos, atentan no solamente contra la nación, pero contra nuestra propia historia". Mientras que el vicepresidente brasileño, Hamilton Mourao, negó que el hecho se tratara racismo y detalló que en este país "no existe" discriminación racial. Las protestas ya se han llevado a cabo en ciudades como Sao Paulo, Río de Janeiro, Brasilia, Belo Horizonte y Porto Alegre.

En la capital paulista, centenares de personas se concentraron en el Museo de Sao Paulo, en la céntrica Avenida Paulista, desde donde marcharon hasta una de las tiendas de los supermercados en la región.

En Porto Alegre, la protesta fue delante del supermercado donde Joao Alberto recibió una paliza, tras un inicio pacífico, un diminuto grupo arrojó piedras y rompió algunos cristales del establecimiento, lo que llevó a una intervención de la policía y la dispersión de los individuos.

Lo comparan con la muerte de George Floyd

Comparan la muerte de este hombre con la de George Floyd, que fue asesinado a manos de unos agentes blancos y que provocó una ola de protestas antirracistas en todo Estados Unidos y que se extendieron en otros países europeos.

En vídeos y fotos que se han difundido en redes, puede verse como los dos vigilantes sostienen a la víctima y le proporcionan reiterados golpes, patadas y estrangulaciones. Asimismo, se puede escuchar los gritos por ayuda del hombre, así como cuando dice que no puede respirar.

Publicidad