Medio ambiente

Las promesas incumplidas en las otras 26 cumbres del clima

La de Glasgow no es la primera reunión entre líderes de todo el mundo para reducir los efectos del cambio climático que se queda en papel mojado

Publicidad

La cumbre del clima que se está celebrando en Glasgow está dejando muchos compromisos y promesas sobre la mesa. Sin embargo, también numerosos intereses que ponen en jaque el devenir positivo de estas palabras. Y es que la historia es concreta: se han celebrado ya 26 cumbres del clima y en muchas ocasiones ha quedado todo en papel mojado.

Ya en la jornada de este lunes 1 de noviembre se observó el malestar de muchas naciones con la falta de acción por parte de los países más ricos del mundo. Porque si estos no actúan los más menudos pueden verse mucho más perjudicados. Por eso, líderes como el presidente de Panamá, llamó a la “acción” a las grandes economías porque, como dijo, lo tratado “ya [lo] hemos escuchado”.

De hecho, la primera vez que se firmó un protocolo para reducir emisiones de gases contaminantes ocurrió en Kioto en el año 1997. Una firma con muchas promesas que, a juzgar por la realidad del planeta, no han llegado a buen puerto.

En primer término porque una de las más urgentes fue la reducción del aumento de la temperatura del planeta en un grado y medio. No obstante, no se ha logrado. Tampoco la regulación del mercado del carbón, que también se trató ya en aquella cumbre del pasado milenio.

EEUU pide disculpas

A esta hay que sumar los acuerdos alcanzados en París ante los que se desentendió Estados Unidos y por los que el actual presidente estadounidense, Joe Biden, ha pedido disculpas. “Me disculpo por el hecho de que Estados Unidos, la última administración, se retiró de los Acuerdos de París y nos dejó en una posición incómoda”, exclamó éste en referencia al Ejecutivo de Donald Trump.

Un mandato que ha ralentizado muchas de las promesas contra el cambio climático pero que no es el único país implicado. Mientras tanto, los efectos de esta amenaza sobre nuestro planeta son cada vez más presente.

Sin ir más lejos, Bolivia ha visto caer en las últimas horas 5.000 toneladas de granizo en el país. Un claro ejemplo de las consecuencias de la mala actuación humana ante el medioambiente. También lo ocurrido en Madagascar, cuya sequía extrema ya ha hecho entrar al país en la “hambruna climática”. Y es el primero, pero detrás pueden venir muchos más.

Publicidad