¿Quién es Meghan Markle, la actriz que se casó con el príncipe Harry?

Publicidad

Entrevista a Meghan y Harry

El príncipe Harry, en la entrevista junto a Meghan Markle: "Mi padre y mi hermano están atrapados, no pueden irse"

La entrevista de Meghan Markle y el príncipe Enrique ha removido los cimientos del Palacio de Buckingham.

La entrevista más mediática de los últimos años se ha estrenado en exclusiva en España en Antena 3. La duquesa de Sussex, Meghan Markle, y el príncipe Enrique concedieron una entrevista a la presentadora Oprah Winfrey. Entre las revelaciones más impactantes se encuentra el calvario que según confesaron fue víctima Meghan durante el embarazo de su hijo Archie. Además, el matrimonio ha revelado el sexo del bebé que esperan, rompiendo una tradición en la familia real británica, que espera hasta el día del nacimiento de la criatura para anunciar su sexo.

Harry, por su parte, más comedido que su mujer pero también deja declaraciones igualmente polémicas sobre su familia, mostrando decepción con los miembros de la Familia Real británica.

Las revelaciones más chocantes corrieron de cuenta de Meghan, quien protagonizó en solitario la primera mitad de la entrevista con la presentadora Oprah Winfrey. "En los meses en los que yo estaba embarazada, hubo (...) preocupaciones y conversaciones sobre lo oscura que podría ser su piel cuando naciera", aseguró Meghan.

La duquesa precisó que esos presuntos comentarios racistas se pronunciaron en "conversaciones que la familia tuvo" con Enrique, pero se negó a identificar a quienes los articularon, al afirmar que "eso sería muy dañino para ellos".

Meghan, que está embarazada de su segundo bebé y anunció durante la entrevista que se trata de una niña que nacerá este verano, aseguró que cuando esperaba en 2019 el nacimiento de su primer hijo, Archie, se enteró de que la Casa Real "no quería que fuera un príncipe" ni que "recibiera seguridad".

Añadió que se sintió abrumada por la idea de que su hijo "no fuera a estar seguro, y que al primer miembro de color de esta familia no se le diera un título de la misma forma que a otros nietos se les daría".

Meghan también reveló que su salud mental empeoró notablemente durante su primer embarazo, y que llegó un punto en el que tuvo que hablar en serio con Enrique porque tenía pensamientos suicidas "muy claros, reales y constantes, que daban miedo".

Meghan Markle

"Simplemente, ya no quería estar viva"

Afirmó que acudió a "una de las personas de mayor rango en la institución" de la Casa Real y le "suplicó que le ayudara" a mejorar su salud mental, pero le respondieron "que no, que no podían hacer nada" por ella.

Además, se pronunció sobre el rumor de que, antes de su boda con Enrique, ella hizo llorar a su cuñada Catalina, duquesa de Cambridge y esposa del príncipe Guillermo, al asegurar que eso nunca ocurrió y que, de hecho, "fue al revés".

"La narrativa de que yo hice llorar a Catalina fue el comienzo del asesinato de mi 'personaje' (a los ojos de la sociedad británica)", dijo Meghan, quien lamentó que la Casa Real nunca desmintiera ese rumor, como sí hacía con los que afectaban a "cualquier otro" de sus miembros.

La duquesa alegó que fue Catalina quien estaba "molesta por el tema de los vestidos de las damas de honor" de su enlace, y añadió: "Me hizo llorar e hirió mis sentimientos". Sin embargo, agregó que Catalina "luego se disculpó" y le envió flores, y aseguró que ella la considera "una buena persona", por lo que confió en que comprenda que hay que "corregir" la impresión de que Meghan la trató mal.

La relación de Harry con su padre y hermano

Por su parte, Harry ha justicado la decisión de abandonar la Casa Real por miedo a que "la historia se repita", en referencia a su madre, la princesa Diana, y por la "falta de apoyo y comprensión", mientras que ha confesado sentirse atrapado "dentro del sistema", como también lo están su padre y su hermano, ha añadido.

También ha hecho referencia a la salida de la institución, en enero de 2020, y cómo fue "difícil y dolorosa", así como a la relación con su padre, el príncipe Carlos, con el que ha asegurado sentirse "muy decepcionado".

"Yo estaba atrapado por ese sistema y no lo sabía (...). Mi padre y mi hermano están atrapados, no pueden irse, y eso me inspira una compasión enorme", recalcó el príncipe.

Publicidad