68

Publicidad

Jamal Khashoggi

El príncipe heredero saudí aprobó el asesinato de Jamal Khashoggi, según la Inteligencia de EEUU

El príncipe saudí autorizó el asesinato de Khashoggi, según el informe desclasificado por la Casa Blanca.

El príncipe heredero de Arabia Saudí, Mohammed bin Salman, aprobó el plan para asesinar al periodista Jamal Khashoggi, según señala el informe desclasificado este viernes por la Casa Blanca.

Khashoggi, periodista colaborador del diario 'The Washington Post' y crítico con el régimen saudí, fue descuartizado en octubre de 2018 en la embajada de Arabia Saudí en Estambul (Turquía).

"Consideramos que el príncipe heredero de Arabia Saudí, Mohammed bin Salman, aprobó una operación en Estambul para capturar o matar al periodista Jamal Khashoggi", señala el director de Inteligencia Nacional de Estados Unidos en el informe hecho público.

Violencia para silenciar la "amenaza" de Khashoggi

"Basamos esta evaluación en el control que ejerce el príncipe heredero sobre la toma de decisiones en el reino, la participación directa de un asesor clave del príncipe y miembros de la seguridad de Mohammed bin Salman en la operación, además del apoyo del príncipe heredero al uso de medidas violentas para silenciar a los disidentes en el extranjero, incluido Khashoggi", añade el documento.

La Inteligencia estadounidense señala que el príncipe consideraba a Khashoggi, un periodista crítico con el absolutismo saudí, como una "amenaza para su reino y apoyó el uso de medidas violentas si fuera necesario para silenciarlo".

Además, ha elaborado una lista de 21 personas consideradas de "alta confianza" del príncipe, que fueron cómplices del asesinato.

Arabia Saudí, del silencio a la negación

El misterio en torno a la muerte de Khashoggi conmocionó al mundo en octubre de 2018, cuando desapareció del consulado saudí en Estambul al que había ido para recoger los papeles para su nuevo matrimonio. Su cuerpo todavía no ha aparecido y se desconoce exactamente quién ejecutó el asesinato. "Justicia para Jamal", ha tuiteado su viuda, Hatice Cengiz.

Riad tardó más de dos semanas en reconocer su implicación en el caso. Primero, afirmó que Khashoggi había muerto en una pelea, después que un general y varios funcionarios del Gobierno actuaron de forma independiente para asesinar al periodista. Y en ningún momento mencionó la presunta implicación del príncipe en el suceso.

A finales de 2018, la CIA señaló a Mohammed bin Salman por la muerte de Khashoggi, pero el expresidente Donald Trump se negó a desclasificar el informe que ahora ha hecho pública la Administración Biden.

Biden se distancia del príncipe heredero

La publicación del documento se produce un día después de una conversación telefónica entre Joe Biden y el rey saudí. Según la Casa Blanca, los dirigentes no abordaron el 'caso Khashoggi' en la llamada. Eso sí, Biden trasladó al monarca saudí que solo se comunicará con él y no con el príncipe. De hecho, el presidente ya ha retirado su apoyo a Arabia Saudí en la guerra de Yemen. El demócrata se distancia así de la buena relación de la Administración Trump con la monarquía saudí, que nunca llegó a tomar represalias contra su principal socio en Oriente Medio.

Riad niega categóricamente las acusaciones de Washington, aunquecondenó a cinco personas a muerte. Y es que, el poder del príncipe heredero ha aumentado en los últimos años por la campaña para modernizar la imagen del reino. No obstante, Mohammed bin Salman también ha cosechado una larga lista de detractores entre los defensores de derechos humanos.

Publicidad