120.00

Publicidad

Líbano

El primer ministro del Líbano anuncia la dimisión en bloque de todo el Gobierno "para estar junto a la población"

El primer ministro libanés Hasán Diab ha anunciado este lunes la dimisión de su gobierno al completo tras la crisis abierta por la explosión en un almacén que ha dejado ya 220 muertos.

El ministro de Salud del Líbano, Hamad Hasan, ha adelantó este lunes que el primer ministro, Hasán Diab, tenía previsto anunciar la dimisión en bloque de todo el Gobierno, previsión que se ha cumplido.

El gobernante ya había planteado la posibilidad de convocar elecciones anticipadas para sortear la crisis desatada por la explosión en el puerto de Beirut, que ha llevado a varias renuncias de miembros de su gabinete a título individual en las últimas horas. Todos ellos se han apartado tras la explosión que devastó el martes pasado el puerto de Beirut y que se saldó con más de 150 fallecidos y más de 5.000 heridos.

En un mensaje a la nación, Diab ha sostenido que el Ejecutivo "da un paso atrás para estar junto a la población" y ha defendido que de esta forma "acata la demanda de la población por un cambio real".

Sin embargo, ha lamentado que la clase política libanesa "se resista a través de todos los medios sucios para evitar un cambio", antes de manifestar que "algunos no han interpretado adecuadamente la revolución del 17 de octubre", en referencia al estallido de unas protestas que llevaron a la caída del Ejecutivo de Saad Hariri.

En su intervención, ha reconocido que el drama de la devastadora explosión del puerto de Beirut es el resultado de una corrupción endémica, más grande aún que el propio Estado, y que es necesario para cambiar tener un Ejecutivo de salvación nacional.

Los libaneses dijeron que no abandonarían las calles hasta ver la renuncia del Gobierno, una promesa que ha sumido el país en violentas protestas desde la semana pasada, manifestaciones que han continuado esta tarde para reclamar un cambio profundo.

Los libaneses culpan al Gobierno

El origen del incidente todavía se está investigando, aunque se atribuye a la explosión accidental de 2.750 toneladas de nitrato de amonio mal almacenado.

Tras conocerse que la explosión podría haberse derivado de la mala gestión de los residuos del que las autoridades tenían conocimiento,se han reactivado las protestas en Beirut y las quejas contra el Gobierno, al que los manifestantes culpan de las sucesivas negligencias y la corrupción que ha afectado al país en estos últimos años.

Publicidad