Bagdad

El primer ministro de Irak sufre un intento de asesinato con un dron mientras estaba en su casa

Las autoridades han confirmado que el primer ministro no ha sufrido daños. Nigún grupo se ha atribuido de momento el ataque.

El primer ministro de Irak sufre un intento de asesinato con un dron mientras estaba en su casa

Publicidad

Un dron con explosivos ha impactado contra la residencia del primer ministro de Irak, Mostafá al Kazemi, en un "fallido intento" de asesinato, según han informado en la madrugada de este domingo las autoridades del país. El ataque ha ocurrido en la 'Zona Verde' de Bagdad, un área especialmente protegida dentro de la capital iraquí.

La 'Zona Verde' ha sido objeto de múltiples ataques, la mayoría con cohetes, en los últimos dos años dirigidos principalmente contra la embajada de Estados Unidos y atribuidos a las milicias proiraníes pese a que no suelen ser reivindicados. Este atentado se produce además en un momento de tensión en Irak tras los choques violentos entre manifestantes y policías durante una manifestación el pasado viernes en Bagdad, frente a la propia 'Zona Verde', contra los resultados de las elecciones legislativas del pasado 10 de octubre.

Las autoridades han confirmado que Al Kazemi no ha sufrido daños y se encuentra con buena salud. "Las fuerzas de seguridad están tomando las medidas necesarias en conexión con este fallido intento (de asesinato)", ha asegurado la Célula de Medios de Seguridad del país, en un comunicado recogido por la agencia iraquí de noticias NINA.

No se conocen los autores del ataque

Ningún grupo se ha atribuido de momento el ataque, mientras que el portavoz de otra milicia proiraní --el grupo chií iraquí Asaib Ahl al Haq--, Mahmud

al Rubaeay, ha defendido que la acción podría haber sido "inventada" por las propias autoridades iraquíes para "preocupar a la opinión publica" y quitar el foco de la violencia en las protestas de los últimos días, recoge la cadena Al Arabiya.

A pesar del ataque, los funcionarios han acudido con normalidad a sus trabajos en la 'Zona Verde', que concentra un buen número de edificios gubernamentales y embajadas extranjeras y en cuyos alrededores reina la calma por completo entre una intensa presencia de las fuerzas de seguridad.

Publicidad