Ucrania

El presidente de Ucrania denuncia un complot con ayuda de Rusia para dar un golpe de Estado

El presidente de Ucrania, Volodímir Zelenski, asegura tener constancia de que Rusia está colaborando para un presunto golpe de Estado que tendría lugar el 1 de diciembre.

El presidente de Ucrania, Vladímir Zelenski

EFE El presidente de Ucrania, Vladímir Zelenski

Publicidad

Ucrania ha activado la alerta roja tras las declaraciones de su presidente, Volodímir Zelenski, asegurando que tiene constancia de que se están llevando a cabo los preparativos para un golpe de Estado que tendría lugar el próximo 1 de diciembre, y en el cual estarían implicados un magnate multimillonario y Rusia.

Las declaraciones de Zelenski en rueda de prensa llegan en un momento muy tenso en las relaciones entre ambos países, puesto que Rusia ha desplegado más de 100.000 soldados en la frontera con Ucrania y se teme que sea un paso más en el intento de Putin por anexionar a Rusia parte de su territorio, como ya hizo con la Península de Crimea en 2014.

El presidente de Ucrania asegura que no abandonará el país si el dicho golpe de Estado se produce, y que continuará trabajando en Kiev, capital del país, y donde tiene su residencia oficial. Zelenski es presidente ucraniano desde 2019, cuando ganó por una mayoría aplastante (73% de los votos) a su antecesor en el cargo, Petro Poroshenko, al que ha hecho referencia cuando se le ha preguntado si se exiliaría en caso de que se produjera la intentona golpista: "No huiré a ninguna parte. Tampoco soy Petro Poroshenko".

Rusia niega las palabras de Zelenski

Tras las palabras del presidente ucraniano, Rusia asegura que dichas afirmaciones son "falsas" y que no hay intención alguna de perpetrar un golpe de Estado. El portavoz del Kremlin, Dimitri Peskov, ha sido tajante al respecto: "Rusia no se dedica a ese tipo de cosas".

A lo largo de 2021, la tensión en la frontera ha continuado creciendo, especialmente desde que aumentó el envío de tropas rusas, que Ucrania observa como una creciente amenaza bajo la sombra de Vladimir Putin y las sospechas que mantienen sobre su intención de invadir el país.

Ello ha propiciado que hasta en el deporte, Rusia y Ucrania no puedan competir por sus disputas políticas. Esta misma tarde se celebraba el sorteo de la repesca para la Copa Mundial de Qatar 2022, donde estaban ambos países. Sin embargo, ya se sabía de antemano que no podían caer en la misma ruta de clasificación, por lo que finalmente discurrirán por caminos diferentes.

Publicidad