Italia

Un presidente cada año y medio: las claves de la inestabilidad política en Italia

Desde 1946, Italia ha tenido 31 primeros ministros, que han formado 69 gobiernos. Algunos de ellos duraron entre tres y seis meses.

Publicidad

Giorgia Meloni, la candidata de ultraderecha que ha ganado las elecciones en Italia, está a punto de convertirse en la primera mujer que presida un gobierno en ese país. Con más del 90% de las papeletas escrutadas, la coalición formada por Hermanos de Italia (FdI), Liga y Forza Italia (FI) ha conseguido el 26,5% de los votos; seguido del Partido Democrático, de Enrico Letta, con el 19,4%.

En sus primeras declaraciones después de que su partido se convirtiera en el más votado, Meloni afirmó que la derecha gobernará "para unir a todos los italianos". "Los italianos han dado desde las urnas una indicación clara, y la indicación es por un Gobierno de centro derecha con la guía de Hermanos de Italia", señaló Meloni.

Estos resultados en Italia llegan en una situación política muy inestable para ese país. En lo que llevamos de siglo, han cambiado ya 11 veces de jefe de gobierno. De hecho, los seis últimos primeros ministros que han tenido no fueron elegidos en las urnas.

Lo cierto es que, tras la Segunda Guerra Mundial, los gobiernos han durado una media de 401 días: un año, un mes y seis días. De los 69 gobiernos que ha tenido Italia hasta ahora, hasta doce duraron tres y seis mese y dos incluso menos de tres meses. Mientras que España, Francia y Alemania han tenido entre cuatro y cinco presidentes desde 1990, Italia ha tenido 15.

¿Quién es Giorgia Meloni?

Meloni comenzó en la política con apenas 15 años cuando llamó a la puerta del Frente de la Juventud. Desde ese momento su vida estuvo ligada a la política. En 1996, cuatro años después, la joven, ya conocida por su dureza dialéctica, se alzaba como líder nacional de "Azione Studentesca", el movimiento juvenil de Alianza Nacional, nuevo rostro del MSI, con la que fue elegida consejera provincial en Roma.

En 2016 intentó ser alcaldesa de Roma, sin éxito, pero obtuvo gran popularidad haciendo campaña embarazada de su única hija. Su punto de inflexión llegó en 2019, cuando Meloni dio un discurso ante miles de personas en la plaza de San Juan de Roma, feudo sindical: "Soy Giorgia, soy mujer, madre, italiana y cristiana y no me lo quitarán". Dos jóvenes cogieron sus palabras y las conviertieron en una canción que la elevó como icóno pop.

Una infancia dura marcada por la ausencia de su padre

En su biografía narra una infancia dura marcada por la ausencia de un padre que se marchó a vivir a Canarias. Se crió junto a su hermana, la misma que la defendía cuando en el colegio sufría bullying por su peso. Creció con el interés por la vida de los adolescentes y a los 31 años llegó a ocupar el Ministerio de Juventud de la mano de Berlusconi, convirtiéndose en la persona más joven en un cargo similar. Su periplo en la política la trajo a España en dos ocasiones donde mostró su apoyo a Vox.

Publicidad