COMO LA TORRE DE PISA

COMO LA TORRE DE PISA

Preocupación en el Reino Unido por la creciente inclinación del Big Ben

En la última década la mítica Torre del Reloj se ha desplazado 43 centímetros respecto a la perpendicular y los cimientos de todo el palacio de Westminister se están hundiendo lentamente en el río. Una comisión parlamentaria se ha reunido de urgencia para abordar el problema, que afecta a su propia seguridad, porque es la sede del Parlamento. Un informe pericial apunta que es necesaria una reparación que costaría cerca de 1.200 millones de euros. Desde el Gobierno, aseguran que no pueden asumir ese gasto.

Una comisión parlamentaria británica decidió hacerse cargo sin prisas de un fenómeno actualmente visible a simple vista: la torre del Big Ben se inclina cada vez más, un poco como la de pisa aunque a una escala mucho menor.

Un portavoz de la Cámara de los Comunes relativizó el peligro y la urgencia del asunto al indicar que los diputados van a "estudiar si conviene pedir a un grupo de autoridades que empiece a pensar en maneras eventuales de renovar el palacio de Westminster".

El palacio, algunas de cuyas partes se remontan al siglo XI, alberga las dos cámaras del parlamento británico y la torre del reloj de 96 metros de altura terminada en 1859. Se la conoce como Big Ben, que en realidad es el nombre de la mayor de sus campanas, de 13 toneladas de peso.

"Es el principio de un proceso muy, muy largo", dado que el examen preliminar puede durar entre 15 y 20 años, precisó el portavoz. "No hay ningún peligro inmediato", comentó a la BBC John Burland, experto del Imperial College de Londres. Al ritmo actual, "se necesitarán 10.000 años para alcanzar el ángulo de la torre de Pisa", agregó.

Según este experto, la inclinación de la torre y las grietas constatadas en el palacio de Westminster se remontan probablemente a muchos años, y no están directamente ligadas a la construcción de un aparcamiento subterráneo de cinco plantas y a una nueva línea de metro a finales del siglo XX.

Una investigación oficial cuyas conclusiones se publicaron en 2010 estimó que la inclinación del Big Ben se acentuó en agosto de 2003 por razones desconocidas, y aumenta anualmente de 0,9 mm.

Los diputados encargados de la gestión patrimonial del palacio de Westminster deben examinar todas las opciones, incluidas las más radicales como la demolición, el alquiler o la venta.

Agencias | Londres, Reino Unido | 25/01/2012

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.