Tony Appleton, este desconocido pregonero ha aparecido en las portada de todo el mundo haciendo anuncios reales. Nadie le ha pedido que lo haga, ni la Casa Real. Siempre va vestido con una chaqueta roja repleta de parches con escudos e insignias y un enorme sombrero de plumas rojas y azules. Tiene buena voz y también entrena duro. Nada, hace abdominales y pasa más de media hora en una bicicleta de ejercicios todos los días.

Conoció a la Reina en las celebraciones de su cumpleaños número 90. La había visto cuando era un marinero de 17 años, la Reina inspeccionaba a bordo del HMS Implacable. Appleton sirvió en la Royal Navy durante la guerra de Corea y la crisis de Suez.

Appleton, ha aparecido sin ser invitado en todos los principales anuncios reales desde 2013. En esa ocasión anunció la noticia del nacimiento del Príncipe, desde los escalones del hospital de St Mary, Londres. Y comenzó a aparecer en las portadas y medio de comunicación de todo el mundo. Este lunes se presentó para anunciar el nacimiento del hijo de Meghan y Harry.

Tiene su propia página web y también su propia cuenta de Twitter, en las que se cuelga fotos y vídeos de sus apariciones en televisión. Él mismo se hace llamar el Señor de la mansión de Great Baddow.

En Reino Unido hay alrededor de 200 pregoneros oficiales, pero la fama de Appleton se ha multiplicado por Twitter.