Multa a Polonia

Polonia pagará una multa de 1 millón de euros al día mientras no suspenda la Cámara Disciplinaria del Tribunal Supremo

La Unión Europea (UE) condena a Polonia a pagar una multa de un millón de euros diarios mientras no suspenda la Cámara Disciplinaria del Supremo que la justicia consideró contraria al derecho comunitario. Bruselas cree que la ley disciplinaria polaca socava la independencia de los jueces.

Publicidad

El Tribunal de Justicia de la Unión Europea ha condenado al Gobierno polaco a pagar una multa de 1 millón de euros al día mientras no suspenda la Cámara Disciplinaria del Tribunal Supremo que la justicia europea había considerado contraria al derecho comunitario en julio.

"El cumplimiento de las medidas cautelares ordenadas el 14 de julio de 2021 es necesario para evitar un daño grave e irreparable al ordenamiento jurídico de la Unión Europea y a los valores en los que se basa esta Unión, en particular el del Estado de Derecho", subrayó en un comunicado.

Desde el punto de vista de Bruselas, la ley disciplinaria polaca socava la independencia de los jueces y no da las garantías necesarias para protegerlos del control político.

El régimen y la Cámara disciplinaria en la que se aplica permite que los magistrados estén sujetos a investigaciones disciplinarias, procedimientos y sanciones en función del contenido de sus decisiones judiciales, incluido el ejercicio de su derecho a plantear cuestiones prejudiciales al Tribunal de Justicia de la UE.

Señalan que este régimen disciplinario no garantiza la independencia e imparcialidad del Supremo, compuesto únicamente por jueces seleccionados por el Consejo Nacional de la Judicatura, que es nombrado por el Parlamento polaco.

Contrario al derecho comunitario

La justicia comunitaria europea había considerado este régimen contrario al derecho comunitario en julio y Bruselas solicitó la imposición de la multa en septiembre, al considerar que Polonia no había dado ningún paso para suspender el sistema.

La justicia europea condena a Polonia a pagar un millón de euros diarios a partir de la fecha en la que se notifique esta sentencia al Ejecutivo polaco y hasta que cumpla lo que le ordenó el tribunal en julio o haya una sentencia definitiva sobre otra denuncia por su reforma judicial.

Publicidad