Una foto difundida por vecinos de una localidad de Texas ha levantado ampollas en Estados Unidos. En la imagen se puede ver como dos policías montados a caballo llevan a un hombre negro detenido y atado con cuerdas.

Varios medios locales se han hecho eco de la situación y la han calificado como 'la foto de la vergüenza' o han hecho referencia a que el detenido parece un "esclavo".

La policía ha pedido perdón. Reconoce que los agentes no tuvieron tanto pero aseguran que no actuaron de mala fe.