Estados Unidos

La Policía de San Francisco quiere armar a sus robots para que puedan matar delincuentes

La idea del Departamento de Policía de San Francisco (SFPD) es incorporar un total de 17 robots con licencia para matar.

Publicidad

En San Francisco, Estados Unidos, la Policía quiere que unos robots, que ahora mismo están siendo utilizados para desactivar explosivos, puedan llevar un arma. La intención es que, además, puedan matar si fuera necesario. Las autoridades policiales han aclarado que solo se utilizarán cuando la fuerza letal sea la única opción.

Los robots van a ser modificados para que puedan disparar a corta distancia, llevar lanzagranadas o, incluso, ametralladoras. Así se ha especificado en un borrador elaborado por la Junta de Supervisores.

17 robots con licencia para matar

La idea del Departamento de Policía de San Francisco (SFPD) es que haya un total de 17 robots con licencia para matar delincuentes. Actualmente, existen un total de 12, pero éstos están siendo utilizados únicamente para desactivar explosivos y tratar materiales peligrosos.

Sin embargo, el borrador no realiza ninguna mención acerca de cuándo dar luz verde a la máquina para que dispare, pero la propuesta del SFPD indica que se permitirá que el robot abra fuego "cuando el riesgo de pérdida de la vida de miembros del público u oficiales sea inminente y supere cualquier otra opción de fuerza disponible para el SFPD".

Según ha informado 'The Guardian', las tareas para las que se desplegaría este dispositivo letal serían muy concretas, por lo que no se le podría dar un uso cotidiano. El robot se utilizará en entrenamientos y simulaciones, detenciones criminales, incidentes críticos, circunstancias apremiantes, ejecución de una orden judicial o durante evaluaciones de dispositivos sospechosos.

En este sentido, el portavoz del departamento ha subrayado que las situaciones en las que esa fuerza que proporciona el robot sería necesaria son "raras y excepcionales". Por ahora, la versión del documento ha sido aceptada por el comité de reglas de la Junta de Supervisores. No será hasta la próxima semana que se dará a conocer la decisión final.

En caso de aprobarse, no supondría una novedad en el país estadounidense. Estos robots ya fueron usados en 2016, cuando la Policía de Dallas tuvo que emplear una de estas máquinas para abatir a un francotirador que había asesinado a cinco agentes.

Publicidad