NOVENA SEMANA DE MANIFESTACIONES

La Policía de Hong Kong detiene a más de 20 manifestantes tras los enfrentamientos

Los manifestantes habían prendido fuego a los alrededores de una comisaría y a contenedores de basura y, además, habían bloqueado la entrada al túnel de Cross-Harbour, cortando una importante avenida que enlaza la isla de Hong Kong con la península de Kowloon.

La Policía hongkonesa detiene a más de 20 manifestantes tras enfrentamientos

Publicidad

La Policía de Hong Kong ha detenido a más de 20 personas tras los violentos enfrentamientos que se han producido durante la madrugada de este domingo para protestar contra el Gobierno, que está en el punto de mira desde que propuso en junio una ley para autorizar la extradición de sospechosos a la China continental.

En un comunicado emitido a primera hora de este domingo, la Policía ha informado de que ha detenido a más de 20 personas por delitos que incluyen la concentración ilegal y la agresión.

Los manifestantes habían prendido fuego a los alrededores de una comisaría y a contenedores de basura y, además, habían bloqueado la entrada al túnel de Cross-Harbour, cortando una importante avenida que enlaza la isla de Hong Kong con la península de Kowloon.

Las principales tiendas de la popular zona turística y comercial, Nathan Road, estaban cerradas por estas protestas que se espera que continúen este domingo en los distritos occidentales de Hong Kong y en la ciudad de Tseung Kwan. Además los activistas han convocado una huelga para este lunes.

El pasado fin de semana se repitieron las manifestaciones que comenzaron el pasado 9 de junio, cuando un millón de personas se concentraron en el corazón financiero de Hong Kong para exigir la retirada de un proyecto de ley que permitiría entregar a la China continental a todos los acusados o condenados que pasen por el territorio.

El Gobierno de Carrie Lam ha suspendido el trámite parlamentario pero no ha retirado el proyecto de ley, por lo que las manifestaciones han continuado y se han extendido hasta exigir también la dimisión de la líder regional por su gestión de esta crisis política.

Pekín, por su parte, ha expresado su pleno apoyo al Gobierno de Lam y ha acusado a Reino Unido y Estados Unidos, entre otros países occidentales, de maniobrar a favor de las protestas en Hong Kong. Hong Kong volvió a estar bajo soberanía china en 1997 pero con un estatus especial para que se mantuvieran los derechos y libertades instaurados durante la dominación británica, un encaje que el gigante asiático basa en el principio de "un país, dos sistemas".

Publicidad