Publicidad

Bruselas

La Policía desaloja a cientos de personas en una fiesta ilegal en Bruselas

La Policía de Bruselas ha desalojado a cientos de personas en una fiesta ilegal en el Bois de la Cambre tras informar de ello en Twitter. Es la segunda fiesta ilegal realizada en el bosque en el mes.

La policía de Bruselas desalojó a cientos de personas que estaban concentradas en el Bois de la Cambre para celebrar la 'Boum 2'. Es la segunda fiesta convocada en un mes con aire reivindicativo tras meses de restricciones por el coronavirus.

Más de 2.000 jóvenes belgas son quienes que se encontraban en el parque a partir de las 16:00 hora local. Estaban en el lugar sin respetar las restricciones por el coronavirus, ya que no llevaban mascarilla y no respetaban la distancia de seguridad.

La Policía desplegó un total de 500 agentes en el Bois de la Cambre. También desplegaron agentes en caballo, helicópteros y un dron para controlar el desalojo de el Bois de la Cambre.

Informaron en Twitter

Antes de acudir, informaron en su cuenta de Twitter que iban a evacuar el lugar. Indicaron que utilizarían gases lacrimógenos y camiones de agua si fuese necesario. Los agentes consiguieron dispersar a las personas que se encontraban en el parque tras un par de barridas. Se realizó después de que un grupo les lanzase piedras y material pirotécnico. También prendieron fuego a cubos de basura y a ramas de árboles.

La mayoría de jóvenes cortaron después la Avenida Franklin Roosevelt. Allí continuaron su enfrentamiento con los agentes. La Policía informó en Twitter que sobre lo ocurrido publicando fotos de objetos intervenidos como un machete, petardos y fuegos artificiales.

Horas antes, varios jóvenes se reunieron para bailar en la plaza Flagey de Bruselas donde se dirigieron después al Bois de la Cambre. Otro centenar de personas se dirigieron al interior de la Estación Central de Bruselas para grabar una 'flash mob' sin incidentes. Aunque el enfrentamiento en el bosque ha dejado algún herido.

Segunda vez

Hace un mes se concentraron en el mismo bosque unas 1.000 personas en un evento que terminó con unos 20 detenidos. Por eso, el primer ministro belga pidió a los jóvenes "no caer en la trampa" de esta nueva convocatoria. Hace unos días se clausuró la página de Facebook donde se habían apuntado un total de 9.000 personas a la cita.

Publicidad