Reino Unido

La Policía cree que los 39 inmigrantes muertos en el camión de Essex eran de nacionalidad china

Varios medios locales han revelado que los 39 fallecidos en el interior de un camión frigorífico en Reino Unido, serían de nacionalidad china aunque la identificación definitiva será un proceso largo.

Publicidad

Varios medios británicos recogen datos de la investigación que apuntan a que los inmigrantes encontrados muertos eran chinos. La Policía británica cree que el camión con 39 cadáveres que fue hallado esta madrugada en un polígono industrial en el este de Inglaterra procedía de la localidad costera de Zeebrugge, en Bélgica.

La investigación de las fuerzas de seguridad apunta a que el vehículo llegó a Purfleet, a unos 25 kilómetros al este de Londres, desde Zeebrugge poco después de las 23.30 horas GMT de la noche pasada.

El tráiler, conducido por un hombre de 25 años de Irlanda del Norte, abandonó la zona portuaria a orillas del río Támesis poco después de las 00.05 GMT, según las pesquisas llevadas a cabo por la Policía del condado de Essex.

Sobre las 00.40 GMT, el servicio de ambulancias de la región del este de Inglaterra contactó con la Policía para informar de que habían detectado a 39 personas muertas dentro del contenedor de un camión en el parque industrial Waterglade, a unos 2 kilómetros de Purfleet.

En un comunicado, las fuerzas de seguridad agregaron que la cabina del camión tiene su "origen" en Irlanda del Norte, mientras que el contenedor está registrado en Bulgaria.

"Esta será una larga y compleja investigación. Continuamos trabajando con autoridades locales e internacionales para reunir la información necesaria e identificar a aquellos que tristemente han perdido la vida", señaló un portavoz de la Policía.

La Fiscalía Federal de Bélgica abrió este miércoles una investigación sobre los 39 cadáveres que la Policía británica encontró en un camión frigorífico procedente de Bulgaria, porque habría pasado por territorio belga.

Si bien, el portavoz señaló que aún no se sabe por dónde transitó ni cuándo. En cualquier caso, apuntó que el contenedor podría haber embarcado rumbo al Reino Unido en el puerto de Zeebrugge, uno de los más importantes de Bélgica.

La investigación será larga

La subinspectora de la Policía de Essex (Inglaterra), Pippa Mills, indicó este miércoles que se desconoce la identidad y nacionalidad de las 39 personas halladas muertas y alertó de que la investigación será "larga".

En una escueta declaración ante los medios de comunicación, aseguró que identificar a las víctimas sigue siendo "la prioridad número uno" de los agentes.

Mills calificó lo sucedido de "tragedia absoluta" e instó a cualquier persona con información sobre el suceso a ponerse en contacto con la Policía, que interroga ahora al conductor del vehículo. "Por favor, tengan en cuenta que nos encontramos en la fase temprana de lo que será, probablemente, una investigación larga", dijo la subinspectora a los periodistas.

No aclaró en su intervención cómo los servicios de ambulancia, que alertaron a ese cuerpo Policial sobre las 2.40 GMT, se enteraron de la presencia del camión y reiteró que en estos momentos se desconoce la identidad de las víctimas así como cuál es su procedencia.

El peligro de las mafias de inmigración

La Policía británica investiga sobre el hallazgo de los 39 cadáveres, un suceso que pone de relieve el peligro de las mafias de inmigración. Los agentes han detenido al conductor del vehículo, un hombre de 25 años de Irlanda del Norte, como sospechoso de asesinato y tratan de esclarecer las circunstancias -llenas de interrogantes- que rodean al fallecimiento de los 38 adultos y un adolescente.

Se cree que el camión habría entrado al Reino Unido, el pasado sábado 19, por el puerto de Holyhead, en Anglesey, al norte de Gales, que utilizan habitualmente los ferries llegados de la República de Irlanda y cuyas medidas de control no son tan elevadas como en los de Dover o Calais, aunque la ruta final no está totalmente identificada.

Entre las primeras hipótesis, se conjetura con que el episodio está vinculado al tráfico ilegal de personas y que el vehículo, a través de Irlanda, habría elegido un camino distinto a las vías habituales para introducir en el Reino Unido ilegalmente a inmigrantes indocumentados, evitando los concurridos puertos de Dover y Calais, más vigilados.

Publicidad