148

Publicidad

Coronavirus Brasil

Las playas de Río de Janeiro cerrarán en Nochevieja para evitar las aglomeraciones de la pasada semana en pleno coronavirus

Río de Janeiro cerrará todas sus playas para evitar las aglomeraciones durante la última noche del año ante la amenaza de un nuevo rebrote de coronavirus.

En plena segunda ola de coronavirus, Río de Janeiro bloquea el acceso a todas las playas durante la noche de Fin de Año con el fin de evitar las aglomeraciones. Esta medida se suma a la cancelación, hace dos semanas, de todos los eventos públicos destinados a despedir el año ante la amenaza de rebrote en Brasil.

Los habitantes de Río de Janeiro tendrán que esperar al año que viene para volver a disfrutar de su tradicional fiesta de Nochevieja, 'Revellion'. La celebración es famosa por los fuegos artificiales de más de 20 minutos, además de los conciertos musicales organizados en los escenarios de la playa de Copacabana.

En un primer momento, la alcaldía de Río de Janeiro anunció el cierre exclusivo de esa playa, precisamente para que no se repitieran las aglomeraciones propias del 31 de diciembre de otros años. Sólo en 2019 se congregaron más de 2,9 millones de personas durante la última noche del año en Copacabana.

Ahora, la amenaza de un nuevo repunte de contagios y la aparición de una nueva cepa de coronavirus ha obligado a ampliar dicha restricción a todas las playas de la ciudad.

Todas las playas de Río de Janeiro cerrarán la noche del 31 de diciembre

Para evitar que los habitantes de Río de Janeiro se reúnan en las playas se desplegarán varios controles de acceso, además de prohibirse la circulación por las avenidas que bordean las arenas y limitar el horario del transporte público.

Únicamente podrán acceder a las playas los residentes que vivan en esos barrios y los turistas alojados en hoteles de la zona, aunque deberán mostrar un justificante que verifique su dirección o reserva.

A todo esto, se suma la recomendación de Marcelo Crivella, alcalde de Río de Janeiro, de permanecer en casa el día de Nochevieja, con la mirada puesta en contener la propagación del coronavirus.

Los fuegos artificiales, las fiestas privadas y los conciertos musicales estarán también prohibidos también durante la última noche del 2020.

Río de Janeiro es la segunda ciudad más afectada por el coronavirus de Brasil

Después de Sao Paulo, Rio de Janeiro es la segunda ciudad más afectada por coronavirus de Brasil, que es el segundo país del mundo con más muertes por la enfermedad, con Estados Unidos en cabeza.

Además, seguido de EEUU y la India, Brasil es el tercer territorio con más contagios de coronavirus detectados desde el inicio de la pandemia.

A principios de noviembre, las cifras de casos y muertes fueron disminuyendo considerablemente en el país. Pero el repunte de contagios en diciembre puso en alerta a las ciudades brasileñas, incluida Rio de Janeiro, que reimplantaron las medidas de seguridad para hacer frente al rebrote.

El coronavirus pone también en duda la celebración del Carnaval de Rio de Janeiro. Por el momento, el festival queda aplazado a febrero de 2021, a vistas de cómo evoluciona la campaña de vacunación y la deseada inmunidad de rebaño.

Publicidad