La playa de Maya Bay es parte del Parque Nacional de las Islas Phi Phi gracias a su magnífica barrera de corales. Un patrimonio que ellos y las embarcaciones que atracan en la misma orilla han arrasado casi por completo.

Las autoridades de Tailandia han decidido mantenerla cerrada al menos dos años más. Una decisión que los guías turístico aceptan con resignación ya que es una de las principales atracciones de los visitantes.

Los biólogos están estudiando el aforo máximo de turistas que podrá entrar en el futuro. El objetivo: preservar este paraíso natural.