Parricidio

Pillan a una madre tras matar a sus hijos porque se le averió el coche con los cuerpos dentro, en Estados Unidos

Los cadáveres de los pequeños de de 7 años y 10 meses estaban dentro del coche cuando llegó la Policía después llamarán a emergencias para pedir ayuda porque el coche se había averiado en la carretera.

Pillan a una madre tras matar a sus hijos porque se le averió el coche con los cuerpos dentro, en Estados Unidos

Publicidad

El pasado martes 9 de noviembre sobre las 7:41 horas de la mañana, la Policía del Municipio de Hillsborough, en Nueva Jersey (Estados Unidos), respondió a una llamada realizada al número de emergencias sobre un vehículo motorizado inutilizado que se había salido de la carretera en Mountain View Road, en el mismo municipio. Al llegar, los agentes se encontraron con la conductora identificada como Yuhwei Chou y observaron a dos niños asegurados en un asiento elevado y un asiento para bebés en la parte trasera del vehículo. Entonces, los oficiales se dieron cuenta de que los niños estaban atados y sujetos, pero no presentaban signos vitales.

Cuando los sanitarios llegaron, Samantha Ross, de 7 años, y Paul Ross, de 10 meses, ambos hijos biológicos de Yuhwei Chou, fueron declarados muertos en el lugar de los hechos.

La investigación señala que la madre los mató

Según el fiscal del condado de Somerset, Michael H. Robertson, la investigación ha revelado que Yuhwei Chou, de 36 años, fue la que causó la muerte de sus dos hijos Samantha y Paul, aunque todavía no ha sido condenada por ello. Las autoridades se centran ahora en la investigación sobre las circunstancias que condujeron a los hechos que causaron la muerte de los dos niños y no se ha dado a conocer ningún motivo, según informa la prensa local. En el marco de esta investigación, además, la Oficina del Médico Forense realizará una autopsia para determinar la causa y la forma de la muerte.

De momento, la madre ha sido acusada de dos cargos de asesinato en primer grado y será enviada a la cárcel del condado de Somerset a la espera de una audiencia de detención bajo fianza después de la autorización médica de un hospital de la zona.

Publicidad