La policía de California (Estados Unidos) ha protagonizado una persecución a una autocaravana que había sido robada. Durante su huida fue golpeando a varios vehículos hasta que acabó chocando contra unos árboles.

Los agentes de policía detuvieron a una mujer y al conductor, que quedó tendido en el suelo a la espera de la llegada de los servicios médicos.