UNA HISTORIA DE FIDELIDAD

Un perro lleva un año esperando a su dueño en la curva donde se mató

El perro lleva viviendo un año en la curva en la que falleció su dueño en un accidente de tráfico en Grecia. Los vecinos llevan agua y comida al animal que se resiste a abandonar el lugar.

Imagen de un Akita Inu

Publicidad

Todos conocemos historias de perros que se han mantenido fieles a sus dueños aunque ellos hubieran fallecido. Estas historias de fidelidad se han llevado hasta la gran pantalla con 'hachiko' o la de 'Beethoven'.

Ahora se ha conocido otro caso en Grecia en el que un perro lleva viviendo un año en el lugar en el que falleció su dueño.El hombre falleció en un accidente de tráfico cerca de su casa al chocar con una mezcladora de cemento.

Según informa 'Nafpaktianews.gr', el animal permanece en el punto del accidente desde aquel fatídico día. Aunque los vecinos han intentado adoptarlo, el perro vuelve al mismo lugar una y otra vez.

Publicidad