Una mujer de Tennessee ha dado a conocer por redes sociales sobre la historia de su hermana para advertir del 'síndrome de la peluquería' que afecta sobre todo a los más pequeños de la casa.

El síndrome puede provocar desde mareos hasta perdida de consciencia mientras están peinándose. Esto se debe a que los tirones de cabello que se dan al peinarse, activan los nervios del pelo para estimular el nervio vasovagal del cuerpo, que es el encargado de regular la presión arterial y la frecuencia cardíaca. Lo que puede provocar síntomas similares a los de un ataque epiléctico, según informa Good Morning America.

Alicia Brown estaba peinando a su hermana pequeña cuando la niña comenzó a sentirse mareada y con ganas de vomitar, y comenzó a ponerse pálido y terminó perdiendo el conocimiento.