China

Pekín se blinda para el XX Congreso del Partido Comunista, que afianzará el tercer mandato de Xi Jinping

En este congreso tendrá lugar el tercer nombramiento de Xi Jinping como líder del Partido Comunista Chino.

Xi Jinping

Xi Jinping Efe

Publicidad

Hoy se inicia el XX Congreso del Partido Comunista Chino para renovar el liderazgo de la organización. Sin embargo, el puesto no cambiará, pues Xi Jinping continuará en el poder. En el evento se espera que el secretario general y presidente Jinping afiance aún más su poder y continúe como líder indiscutible del país.

Tras declarar inaugurada la cita en el Gran Palacio del Pueblo de la capital por el actual número dos de la formación, Li Keqiang, sonó el himno nacional. Al finalizar el himno, Xi subió al estrado acompañado de la ovación y los aplausos de los delegados para comenzar su discurso.

En él destacó la importancia de la celebración de este congreso en un momento que definió como "crítico" tanto para el país como para el partido. "Esta es una causa noble, no debemos olvidar nuestra misión original. Tenemos que tener el coraje y la confianza para hacer avanzar el socialismo. Debemos ser humildes, prudentes y trabajar duro", dijo.

Con este congreso, Xi Jinping conseguirá su tercer mandato. Nunca antes ningún presidente, desde Mao Tse-Tung, ha estado en el cargo más de diez años. Sin embargo, con la modificación de la constitución en 2018, se eliminó ese límite, algo que permite que Jinping se mantenga en el poder.

A su discurso también agregó que estos últimos cinco años han sido "extraordinarios" y que el Partido Comunista Chino ha establecido "estrategias" para lidiar con "cambios no vistos en el mundo en más de un siglo". Un discurso con muchas referencias, tanto políticas como económicas. El mandatario también ha querido dedicar una palabras a Taiwán, donde ha dicho que China no va a renunciar al uso de la fuerza sobre él.

Un congreso rodeado de polémica. En la ciudad se han vivido momentos de protestas por parte de algunos ciudadanos donde muestran su hartazgo por la gestión de Jinping ante la estrategia de 'COVID cero', la preocupación del pueblo por la evolución de la economía, y otros motivos más externos al país pero que también afectan directamente como el conflicto en Ucrania, la relación con Estados Unidos y la cuestión de Taiwán.

Por ello, de las soluciones que ofrezca el ya elegido presidente en su próximo mandato, dependerá el destino de 1.400 millones de chinos y, en gran medida, del resto del mundo.

¿Qué es este congreso?

Este Congreso, que tiene lugar este fin de semana en China, es la reunión más importante del ciclo político quinquenal del Partido Comunista Chino. En él se anuncia los nuevos nombramientos y ascensos clave, entre los que se encuentra el del líder del partido. Además, se evalúa el progreso del partido y se traza la dirección de los próximos años.

¿Quién acude al congreso?

Es un evento que se celebra a puerta cerrada, por lo que su acceso no es para cualquiera.

A él acuden unos 2.300 altos cargos del partido, en representación de las decenas de millones de miembros del partido en todo el país. De todos ellos, 200 pertenecen al Comité Central de élite con derecho a voto y hay 170 suplentes.

Este comité es el encargado de elegir al politburó, el cual está compuesto por 25 miembros, de los cuales, los siete más poderosos son nombrados para el comité permanente del politburó.

En el actual politburó solo hay una mujer y ninguna en la élite del poder.

¿Por qué se celebra?

El congreso tiene como principal hecho la transición del liderazgo, pero al haber eliminado en 2018 el límite de reelección, no hay muchas sorpresas por saber quién ocupará su puesto.

Publicidad