Un cachorro de león intenta emitir sus primeros rugidos

Publicidad

Maltrato animal

Parten las patas a un cachorro de león para que los turistas puedan hacerse fotos con él

Un fotógrafo en Rusia le parte las patas traseras a un león para que los turistas posen con él.

Simba, un cachorro de león, fue víctima de un fotógrafo que le partió las dos patas para hacer que los turistas pudiesen posar con él. Los hechos, sucedidos en Rusia, han hecho que el propio presidente Vladimir Putin abra una investigación criminal.

"Ha sido sometido a un océano de dolor", afirmaba el veterinario que le atendió. Simba había sido desde el verano pasado, cuando lo alejaron de su madre, un bien turístico para los viajeros. Sin embargo, el animal comenzó a crecer y viendo que se movía mucho, el fotógrafo decidió partirle las piernas.

El león fue encontrado en la región de Daguestán (Rusia) y, además de las dos patas fracturadas, se observaban signos evidentes de maltratos prolongados en el tiempo. Tenía obstrucciones intestinales, úlceras por presión y pérdida de masa muscular.

"Qué esté vivo es todo un milagro", sostiene el veterinario. Yulia Ageeva, experta que liberó al pequeño de tal tortura, señaló que “fue realmente un infierno” lo que había vivido Simba, en declaraciones para el Daily Mail.

“No lo habían alimentado. Estaba famélico. Y por alguna razón que no entendemos, vertían con frecuencia sobre él agua helada”, relató Ageeva. Putin ha anunciado que tomará medidas para combatir el maltrato animal.

El fotógrafo autor de tal barbarie esgrime que no era él quien se encargaba del cachorro sino otras personas. El pequeño Simba, pese a la gravedad de sus lesiones, ya se ha recuperado de todas sus heridas

Publicidad