Ninguna de las cuatro alternativas al 'brexit' que votaron esta noche los diputados de la Cámara de los Comunes británica ha logrado una mayoría. La opción que recabó más apoyos -280 votos a favor y 292 en contra- fue la que solicita al Ejecutivo de la conservadora Theresa May que, en el caso de que el Parlamento apruebe un acuerdo de salida, este tenga que ser ratificado por el pueblo británico en un referéndum.

Se trata de la segunda vez en menos de una semana en la que el Parlamento del Reino Unido no logra ponerse de acuerdo en alguna de las vías para desbloquear la crisis del "divorcio" entre Londres y Bruselas.

La opción que instaba al Gobierno a negociar una unión aduanera permanente con la Unión Europea (UE) fue rechazada por 276 votos en contra y 273 votos a favor, mientras que la que pedía cancelar el 'brexit', si este tenía que producirse sin acuerdo, recabó el apoyo de 191 diputados frente a 292 que se pronunciaron en contra.

La cuarta de las alternativas, la llamada mercado común 2.0 y conocida de forma informal como "vía Noruega" sumó 261 votos a favor y 282 votos en contra. Esta última era la opción que se postulaba este lunes como favorita, después de que el Partido Laborista adelantara esta tarde que la respaldaría de forma oficial.

El infructuoso resultado de la votación de hoy, que pone de manifiesto la incapacidad del Parlamento para consensuar una solución a la crisis del 'brexit', refuerza la intención de May de volver a someter su acuerdo por cuarta vez a votación.

El ministro del "brexit", Stephen Barclay, manifestó al conocerse el desenlace de los "votos indicativos" que los parlamentarios aún tienen la oportunidad de evitar una salida abrupta el próximo 12 de abril así como la participación en las elecciones al Parlamento Europeo de mayo, si respaldan esta semana el acuerdo de salida sellado entre Londres y Bruselas.

La Cámara de los Comunes ha rechazado en tres ocasiones ese tratado, aunque en cada una de las convocatorias el margen de la derrota ha ido reduciéndose y ha pasado de 230 votos en enero a 58 el pasado viernes. Por su parte, el líder de la oposición, el laborista Jeremy Corbyn, afirmó hoy que si May ha podido someter su acuerdo a votación en tres ocasiones, también los "votos indicativos" deberían tener una tercera oportunidad.

Nick boles renuncia al partido conservador por "negarse a comprometerse"

Una de las novedades de la sesión ha sido la decisión del diputado conservador Nick Boles, impulsor de la propuesta del "mercado común 2.0, de dimitir como miembro del Partido Conservador. "No puedo seguir representando a este partido que no hace esfuerzos para conseguir compromisos", ha argumentado.

A nivel político, los diez diputados del Partido Democrático Unionista de Irlanda del norte han votado en contra de las cuatro propuestas, mientras que el portavoz del Partido Nacionalista Escocés (SNP) en Westminster, Ian Blackford, ha destacado que la gran mayoría de los diputados escoceses han votado a favor de seguir en el mercado único y a favor de un segundo referéndum. "Las voces de los escoceses están siendo ignoradas", se ha lamentado, y ha asegurado que "llegará el día en el que Escocia gane su independencia".