Dieta vegana

Publicidad

LES HAN QUITADO LA CUSTODIA DE LOS NIÑOS

Una pareja será juzgada por dejar que su hija desarrollara raquitismo tras imponerle una estricta dieta vegana

La niña, que desayunaba una taza de avena con leche de arroz y medio plátano, tiene desnutrición crónica y desarrolló una enfermedad ósea degenerativa.

| Madrid
| 27.12.2018 12:12

Una pareja australiana, cuya hija pequeña ha sufrido serios problemas de salud después de haber tenido que seguir una estricta dieta vegana, se ha declarado culpable de no haber podido cuidar bien a la niña y haberle causado lesiones graves.

El bebé, de 19 meses desayunaba una taza de avena con leche de arroz y medio plátano; almorzaba un trozo de pan tostado con mermelada o mantequilla de cacahuete y cenaba tofu, arroz o patatas.

La menor desarrolló raquitismo y otras deficiencias nutritivas a consecuencia de esta estricta dieta y tiene desnutrición crónica. Pero esto no fue todo. La estricta dieta llevó a la niña a desarrollar una enfermedad ósea degenerativa causada principalmente por la falta de vitamina D.

Los médicos solo se enteraron de lo que ocurría después de que la niña necesitara asistencia tras sufrir una convulsión. Fue entonces cuando descubrieron que los huesos de la niña eran extremadamente frágiles y que la pequeña tenía fracturas en todo el cuerpo. Las pruebas revelaron además que la niña tenía una grave deficiencia de de otros nutrientes como calcio, vitamina B12, vitamina A, hierro o zinc, según recogen medios británicos.

A sus 19 meses, la pequeña no era capaz de gatear ni hablaba cuando fue puesta al cuidado de las autoridades. Cuando la Policía le preguntó al padre si no le sorprendía el bajo peso de la niña, este respondió que pensaba que era un bebé diferente al resto de niños y que era pequeña.

La investigación también reveló que la pequeña no estaba vacunada, que no tenía certificado de nacimiento ni un seguimiento médico.

La madre explicó al personal del hospital que toda la familia, incluidos dos hermanos mayores de la niña, seguían una estricta dieta vegana.

Ahora, después de que los niños hayan sido trasladados con una familia de acogida, han mejorado y han cogido algo de peso.

La pareja será juzgada en el Tribunal del distrito de Downing Centre el próximo mes de enero.

Publicidad