El café más caro del mundo se vende en San Francisco, en Estados Unidos, y proviene de cultivos de Panamá.

La cadena que lo comercializa paga 800 dólares, unos 713 euros, por tan solo medio grano de este café.

Describen a este café como una variedad arábiga de Panamá que tiene un sabor floral similar al té con toques de jazmín y moras.

También te puede interesar...

Un estudio demuestra que el consumo de café aumenta la longevidad