Rehenes Israel

El padre de uno de los rehenes israelíes muere horas antes de saber que su hijo había sido rescatado: "Murió de pena"

Los rehenes israelíes rescatados se reúnen con sus seres queridos mientras los palestinos lloran la muerte de centenares de víctimas tras la ofensiva.

Publicidad

Primer día de libertad tras ocho meses de cautiverio. Veinticuatro horas en las que los ya exrehenes israelíes han hecho un intensivo para retomar sus vidas. Desde lo más sencillo, como tomarse un refresco de cola, a lo más profundo, como reencontrarse con sus seres queridos. Como Noa, una de esas rehenes rescatadas, ya ha sido trasladada al centro hospitalario donde su madre es tratada de un cáncer terminal.

Ocho meses perdidos en el cautiverio de Hamás

Menos suerte ha tenido Almog... Su padre falleció de un infarto pocas horas antes de conocer su liberación. La tía del joven descubrió su cadáver cuando acudió a transmitirle personalmente la noticia, pero ya era demasiado tarde.

El padre de Almog Meir-Jan, murió horas antes de saber que su hijo había sido rescatado con vida de la Franja de Gaza en una operación militar israelí en Nuseirat, centro de la Franja de Gaza; mientras que Noa Argamani pudo reencontrarse anoche con su madre, enferma de cáncer terminal. Los rumores comenzaron ya a circular el sábado, pero este domingo lo confirmó la familia.

Yossi Meir, padre de uno de los cuatro rehenes israelíes rescatados, Almog Meir-Jan, murió de un infarto la madrugada del sábado horas antes de poder abrazar a su hijo, que volvía a casa tras ocho meses en cautiverio a manos de Hamás. "Mi hermano murió de pena y no pudo ver volver a ver a su hijo. La noche anterior al regreso de Almog, el corazón de mi hermano se detuvo", confirmó este domingo a la emisora pública israelí Kan su hermana Dina.

Yossi, de 57 años, vivía solo en la ciudad israelí de Kfar Saba, y será enterrado allí esta tarde. Israel llevó a cabo el sábado una exitosa operación de rescate de cuatro rehenes israelíes con vida en el campo de refugiados de Nuseirat, en el centro de la Franja de Gaza, donde al menos 210 gazatíes murieron y más de 400 resultaron heridos bajo el intenso fuego israelí durante la misión.

Reunión urgente del Consejo de Seguridad de la ONU

Los cuatro liberados han dejado atrás en Gaza, además de a varios compañeros muertos, la incertidumbre por los que quedan aún cautivos. Por ejemplo, Avinatan, la pareja de Noa. Son 116 rehenes, de los que se calcula que unos 40 pueden haber perdido la vida.

Además, centenares de gazatíes han muerto en la operación de rescate y más de cuatrocientos han resultado heridos. El presidente palestino ha solicitado una reunión urgente del Consejo de Seguridad para discutir las repercusiones de lo que califican "como sangrienta masacre perpetrada por el Ejército hebreo en Nuseirat".

Síguenos en nuestro canal de WhatsApp y no te pierdas la última hora y toda la actualidad de antena3noticias.com

Publicidad