76.010500

Publicidad

Juan Carlos I

Monarquías europeas que también han estado en apuros como ahora la española por la marcha del rey Juan Carlos

La salida del Rey Juan Carlos del Palacio de la Zarzuela ha tenido gran repercusión internacional, pero no es la única monarquía europea que ha estado en apuros por escándalos sexuales, por su patrimonio o por líos de faldas.

Varias monarquías europeas han atravesado en los últimos años apuros y escándalos protagonizados por parte de algunos miembros de las familias reales en el ámbito personal que han hecho tambalear sus cimientos. Han atravesado situaciones delicadas como ahora la que se le plantea a los Borbones por la decisión del rey emérito, Juan Carlos I, de abandonar España para no perjudicar a la institución con sus actividades privadas y pasadas.

La Reina de Inglaterra

Si hay alguien experta en problemas es Isabel II, la reina de Inglaterra. Su último quebradero de cabeza es el caso Epstein y la investigación del FBI que relaciona a su hijo Andrés con una red de tráfico sexual de menores y que ha obligado al Duque de York a abandonar sus funciones públicas.

Un asunto mucho más serio que la decisión de Harry y Meghan de alejarse de Buckigham Palace, que también ha perturbado la vida de la familia real inglesa. La soberana, eso si, no tiene problemas con hacienda. En 1993 decidió que ella y el Príncipe Carlos, por fin, pagarían impuestos.

Beatriz de Holanda

Mucho más polémico es el inmenso patrimonio de Beatriz de Holanda. Aunque ha abdicado y continua viviendo en los Países Bajos es la reina más rica del planeta con cerca de 5.000 millones de euros. Entre otras inversiones, la casa real es accionista en una importante petrolera.

Alberto de Bélgica

Un lío de faldas fue lo que llevó al emérito rey Alberto de Bélgica, que sigue en su país, a sentarse frente al juez.7 años de juicios y una prueba de ADN le obligaron en 2018 a reconocer una hija ilegítima.

Carlos de Suecia

Carlos de Suecia reconoció su larga lista de amantes cuando un libro destapó en 2010 lo que era un secreto a voces. Aunque negó supuestos chantajes para no hacer públicas fotos comprometidas, el Rey pidió perdón, por el daño que había causado.

El Rey Juan Carlos, aunque ya está fuera de España, ha mostrado su firme decisión de colaborar con la justicia y está a disposición del Ministerio Fiscal "para cualquier trámite o actuación que considere oportuna".

Los procedimientos judiciales que investigan al rey emérito permanecen abiertos en Suiza, en el Tribunal Supremo y en la Audiencia Nacional. Esta última causa se empezó a instruir en 2018, pero el juez que dirigía las investigaciones la archivó porque no vio indicios de delito. Sin embargo, hace tan solo unos días que un nuevo instructor decidió su reapertura.

Publicidad