El fundador de la ONG española Proactiva Open Arms, Óscar Camps, cuenta en una entrevista exclusiva en 'Espejo Público' que los nervios en el barco están "a flor de piel" por "la violencia, el estrés, los nervios, la ansiedad y el agotamiento".

Cuenta que esta sensación la tienen las 107 personas que continúan a bordo pero también los tripulantes y el capitán. "Hemos agotado todos los recursos físicos y logísticos y aquí estamos, comprando comida cada día para intentar alimentar a estas personas que están abandonadas en 180 metros cuadrados", lamenta Camps.

"En cualquier momento saltan al mar. Cada día que pasa es más difícil, pueden autolesionarse, saltar, amenazan con todo y se pueden amotinar", explica.

Respecto a la postura del ministro del Interior de Italia, Matteo Salvini, el fundador de Open Arms dice no saber por qué lo hace porque "en tres días han entrado tres pateras con 108 personas que andan por aquí ya".

Sobre la respuesta del Gobierno español ante esta crisis migratoria, Camps critica que "solamente hay comunicados" pero que con ellos no hablan.

"Tenemos una orden de ir a Algeciras pero estamos en aguas italianas con causas abiertas con la Justicia italiana, no podemos salir de aquí porque sí. Sería la autoridad italiana la que nos tendría que permitir salir, todo es incongruente y muchas de estas noticias son para limpiar su imagen y para postureo",asegura Camps.