INVESTIGABA CASOS DE CORRUPCIÓN POLÍTICA

Organizan protesta para pedir justicia por el asesinato de periodista maltesa

Asociaciones y grupos de ciudadanos de Malta se concentrarán ante los tribunales de la Valeta para pedir justicia tras el asesinato de Daphne Caruana Galizia, de 53 años, una periodista que investigaba la relación de la política del país con los papeles del Panamá y los casos de corrupción.

Publicidad

Caruana Galizia que escribía un blog personal falleció al estallar su coche a pocos metros de su casa. La policía explicó que tras la explosión el vehículo, un Peugeot 108, quedó despedazado y esparcido por la zona, como también cuenta a los medios malteses uno de sus hijos. quien acudió inmediatamente al lugar tras escuchar el estallido.

"En estos momentos, hay corrupción por donde quiera que mires. La situación es desesperante", escribió en su blog la periodista minutos antes de morir.

Las investigaciones con la acusación de asesinato sufrirán algún retraso ya que la magistrada encargada de las pesquisas, Consuelo Scerri Herrera, anunció que dejaba el caso tras la voluntad de la familia. La familia de Galizia había pedido a la magistrada que se apartase del caso ya que Scerri Herrera había sido objeto de criticas por parte de la periodista en alguno de los artículos de su blog en el que denunciaba los casos de corrupción del país. Ahora tendrá que ser asignado otro magistrado para continuar las investigaciones.

Tras el asesinato, el primer ministro maltés, Joseph Muscat, aplazó su intervención en el Parlamento para hablar de los presupuestos y aseguró "que era un día negro para la libertad de expresión y que haría todo lo que pudiera para asegurar que se hiciese justicia. El líder de la oposición maltesa, Adrian Delia, dijo que fue un homicidio "motivado políticamente".

Muscat reconoció que él y su mujer habían sido los principales objetivos de las acusaciones de la periodista y afirmó que "lo que ha sucedido es inaceptable" y que "es de interés para todos resolver este homicidio". Por ello anunció que agentes del FBI estadounidenses, que se habían ofrecido para colaborar en las investigaciones, viajarán a Malta.

Fue la periodista maltesa en su blog la que reveló que la esposa del primer ministro, Michele, tenía participaciones en la compañía Egrant, con sede en Panamá, a la que se transfirieron capitales. Este escándalo produjo la decisión de Muscat de adelantar el pasado junio las elecciones, que volvió a ganar.

Publicidad