Familia que secuestró al menor

Publicidad

EEUU | LA MADRE, LA TÍA Y LA ABUELA DEL MENOR

Organiza el secuestro de su hijo para enseñarle que no hay que confiar en extraños

La madre, la tía y la abuela de un menor de seis años quisieron darle un susto para que no fuera tan inocente y organizaron un secuestro. La familia pidió a una cuarta persona que le secuestrara y le retuviera en un sótano durante varias horas, amenazándole con que podía ser vendido como esclavo sexual si confiaba en los extraños.

antena3.com | Madrid
| 07.02.2015 17:02

La familia de un menor de seis años está detenida por haber secuestrado al niño para que aprendiera que es peligroso irse con desconocido, según explica la policía de Missouri a Abc News.

Los ayudantes del sheriff arrestaron a la madre del niño, Elizabeth Hupp de años 25, a su abuela, de 58 años, a la tía, de 38; y a Nathan Wynn Firoved, un compañero de trabajo de 23 años.

La tía de la familia habría pedido al compañero de trabajo que secuestrara a su sobrino para asustarle, ya que a veces era demasiado bueno con los desconocidos.

Este hombre, Firoved, supuestamente engañó al menor para que subiera en su camioneta y le dijo que nunca más volvería a ver su madre y que iba a ser clavado en la pared de un cobertizo. Tras ello, le ató de pies y manos con bolsas de plástico y le cubrió la carbeza mientras conducía para que no viera a dónde se dirigían. Pasado un rato, se detuvo en la casa del niño.

Según un comunicado emitido por la Oficina del Sheriff, su tía quitó los pantalones al menor y le dijo que podía ser vendido como esclavo sexual.

Tras cuatro horas de sufrimiento para el pequeño, le subieron a la planta principal de la casa, donde toda la familia le explicó el peligro de hablar e irse con extraños. Los familiares dijeron a la policía que su intención era la de educar al niño y no creían haber hecho nada malo.

El menor está ahora bajo custodia de los Servicios Sociales y el 'secuestrador', la abuela, la madre y la tía han sido acusados de secuestro y del abandono de un niño.

Todos ellos permanecen bajo custodia policial bajo una fianza en efectivo 250.000 dólares cada uno.

Publicidad