Publicidad

Alexei Navalny

El opositor ruso encarcelado, Alexéi Navalny, pide el cese de sus revisiones nocturnas

Navalny lleva encarcelado desde febrero y ha pedido ante tribunal que cesen las continuas revisiones nocturnas de los guardias porque asegura que son una forma de tortura.

El líder de la oposición del Gobierno de Rusia, Alexéi Navalny, ha denunciado ante tribunal que es víctima de abusos policiales en el centro penitenciario donde cumple condena desde el pasado mes de febrero. Acusa a los guardias de utilizar como método de tortura las continuas revisiones nocturnas cada hora que no le dejan dormir.

"Simplemente quiero que dejen de venir a despertarme todas las noches", ha explicado al tribunal el principal opositor del Gobierno de Vladímir Putin. "¿Que hice? ¿Salté una cerca? ¿Cavé un túnel? ¿Le arrebaté la pistola a un guardia? Explíquenme por qué me consideran un riesgo de fuga", se ha preguntado. De esta manera, pide al juez que lleva su caso que impidan que continúen lo que ha calificado como "un método de tortura" porque una vez cada hora los guardias van a su celda a revisar que Navalny sigue allí. El juicio ha sido retrasmitido por la televisión independiente 'Dozhd TV'. La audiencia continuará el miércoles, 2 de junio.

Navalny, preso desde febrero

El principal líder de la oposición y uno de los más críticos con el sistema de gobierno de Putin entró en prisión el pasado mes de febrero después de que en enero fuese arrestado y sentenciado a dos años y medio de condena penitenciaria por violar las condiciones de una libertad condicional que, supuesta, desde 2014 debía de cumplir por un caso de malversación de fondos. No obstante, Navalny calificó este hecho de persecución política.

Navalny se saltó la libertad incondicional al huir a Alemania para recuperarse de lo que fue un intento de envenenamiento. En su día, Navalny, acusó al Kremlin de este atentado contra su vida pero las autoridades rusas negaron cualquier tipo de acusación al respecto.

No es la primera vez que el opositor de Putin es noticia desde que ingresó en la cárcel. También ha estado en huelga de hambre para denunciar la falta de atención médica en la prisión ya que nadie quiso atenderle sus dolores de espalda y entumecimiento en las piernas. Por otra parte, en abril estuvo en el punto de mira porque cuando compadeció por videoconferencia en otra de las audiencias con el tribunal, su rostro parecía muy perjudicado y preocupó su estado de salud.

Publicidad