Varios niños juegan en un campamento de refugiados en Siria

Publicidad

DENUNCIA DE LA ALTA COMISIONADA DE LA ONU

La ONU asegura que Siria están atacando a niños de forma "deliberada"

La Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Navi Pillay, ha afirmado que las autoridades sirias están atacando a niños de forma "deliberada y sistemática" y ha expresado su preocupación por los cientos de niños que se encuentran detenidos en Siria.

Europa Press | Madrid
| 28.03.2012 10:03

En una entrevista con la cadena británica BBC publicada este miércoles la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Navi Pillay ha pedido al presidente sirio, Bashar al Assad, que ponga fin a la detención y la muerte de civiles emitiendo una orden. "El presidente Al Assad podría, sencillamente, dar la orden de que se detengan las matanzas, y las matanzas acabarían", ha señalado.

Respecto al trato "horrible" que están sufriendo los niños desde que el régimen empezó a reprimir por la fuerza las protestas antigubernamentales que surgieron en marzo del año pasado, Pillay ha dicho: "Están yendo a por los niños, por el motivo que sea, a gran escala".

"Cientos de niños han sido detenidos y torturados. Es horrible. Niños a los que han disparado en las rodillas, detenidos junto a adultos en condiciones realmente inhumanas, a los que se les niega la atención médica, retenidos como rehenes o como fuentes de información", ha detallado. A la pregunta de si Al Assad es responsable de los abusos, la Alta Comisionada ha respondido que "esa es la situación legal".

"Hay pruebas suficientes que apuntan al hecho de que muchos de esos actos han sido cometidos por las fuerzas de seguridad y que deben haber sido aprobados al más alto nivel o que al menos hay una complicidad". En su opinión, el presidente sirio rendirá cuentas ante la Justicia por esos abusos porque el Consejo de Seguridad de la ONU tiene información fiable suficiente para remitir el caso de Siria al Tribunal Penal Internacional (TPI).

"Creo que la investigación y el procesamiento judicial son elementos cruciales para la disuasión y para pedir el fin de estas violaciones", ha recalcado. Pillay ha señalado que en casos como este, los delitos "no prescriben", así que "personas como él (Al Assad) pueden continuar cometiéndolos durante mucho tiempo, pero llegará el día en que se enfrenten a la Justicia". Según la ONU, más de 9.000 civiles han muerto a manos de las fuerzas gubernamentales en Siria en el último año.


Publicidad