Los árboles se están llenando de murciélagos gigantes muertos

Ola de calor extremo en Australia, permite freír un huevo sobre un coche

El sureste del país ha registrado temperaturas por encima de los 46 grados, lo que ha permitido a un policía australiano freír un huevo colocando un sartén sobre el capó del coche patrulla. En algunas zonas, las altas temperaturas están poniendo en peligro al murciélago gigante australiano, que muere mientras duerme. Algunos mueren colgados de las ramas.

Publicidad

Publicidad