El Ayuntamiento de Bagcilar, un distrito del lado europeo de Estambul, ofrecer cursos de 'modales' en los que, entre otras medidas, se aconseja a las mujeres no comer helado en público.

Esta iniciativa critica lo que considera una falta de elegancia del comportamiento de las mujeres en las calles: entr, se queja Milliyet Arzu Arda, iniciadora de estas clases.

También desaconseja usar demasiado maquillaje o publicar imágenes propias bebiendo en las redes sociales. Además, en un intento de orientarlas sobre cómo relacionarse con hombres desconocidos, les recomienda que no les pregunten si están casados o si tienen hijos.

Este curso ha creado un gran revuelo en redes sociales sobre la presión ejercida sobre las mujeres en el espacio público.

El islamista Partido de Justicia y Desarrollo (AKP) del presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, que gobierna el país y también este ayuntamiento de Estambul, defiende un rol tradicional de la mujer.