Coronavirus en Rusia

Publicidad

Secuestro

Obliga a su hija a permanecer encerrada durante 26 años en su casa de Rusia con ratas y gatos muertos

La mujer pudo salir al fin del domicilio cuando su madre fue hospitalizada, momento en el que pudo explicar la situación en la que vivía desde hace años.

En resumen

  • Encerró a su hija con 16 años y no pudo salir de la casa hasta que tuvo 42

Nadezhda Bushueva, de 42 años, habría permanecido encerrada en una vivienda en el poblado de Arefinsky, en el oeste de Rusia, durante 26 años sin electricidad ni agua corriente.

Según informa el periódico ‘The Sun’, Tatyana, la madre, fue quien obligó a la mujer a permanecer encerrada en la casa desde los 16 años, cuando la joven terminó el colegio, para "protegerla de los peligros del mundo exterior”.

La madre rechazaba la ayuda de los programas sociales y ambas se alimentaban a base de comida de gato. Además, dormían en la misma cama y convivían con multitud de ratas y gatos, que cuando morían, sus cuerpos en descomposición quedaban desperdigados por la casa, detallan los informes de los medios locales.

Respecto al aseo personal, al no disponer de agua corriente, no se aseaban aproximadamente desde el año 2006, lo que le generó un enorme nudo en el pelo a la joven.

Nadezhda explicó que en un principio se “acostumbró”, motivo que la llevó a no abandonar el lugar. Sin embargo, fue cuando su madre cayó enferma cuando decidió acudir a la oficina de Tovarnov en busca de ayuda y donde reveló la situación en la que vivía desde hace años.

Tatyana fue hospitalizada y Nadezhda pasó a contar su experiencia. “Mi vida es peor que la vida de un gato. Los gatos tienen más derechos. Ya ni siquiera existo. Soy un muerto viviente”, relataba la joven, quien además manifestó que necesita "un lugar de trabajo" y "un pasaporte”.

Tras años encerrada, Nadezhda no pudo ir hasta el hospital donde se encontraba ingresada su madre pues no conocía el funcionamiento del mundo exterior, apuntan los informes.

Publicidad