El expresidente de los Estados Unidos, Barack Obama, ha visitado España para asistir a la Cumbre Mundial del Turismo, celebrada en el Palacio de Congresos y Exposiciones de Sevilla (Fibes). Obama ha recorrido los puntos más emblemáticos de la ciudad hispalense.

No ha querido marcharse sin visitar el Real Alcázar de Sevilla. Allí estuvo alrededor de una hora, la visita fue en inglés y durante una parte del recorrido estuvo acompañado por el alcalde de la ciudad, Juan Espadas y por el delegado de Turismo, Antonio Muñoz.

"Agradecemos al alcalde haber abierto el Alcázar de Sevilla al presidente Obama, que ha disfrutado muchísimo y se ha quedado maravillado por lo que ha visto" dice el exembajador James Costos que también acompañó al expresidente durante su recorrido. El marido de Costos, Manuel Viñuelas es guía turístico de la ciudad y fue el encargado de dirigir la visita.

También ha disfrutado de la gastronomía. Obama acudió al Restaurante 'Bache San Pedro' de la plaza Cristo de Burgos de Sevilla donde degustó algunas tapas y productos típicos.

El hotel Alfonso XIII fue su alojamiento durante estos días. En los alrededores se concentraron cientos de personas que no querían perderse la visita de Obama. Durante la Cumbre Mundial del Turismo, protagonizó un coloquio, tras el cual se reunió con el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez.