Nuevo caso de ameba come cerebros en Florida

Publicidad

Ameba come cerebros

Nuevo caso de ameba 'come cerebros' en Florida

El Departamento de Salud de Florida ha alertado sobre un nuevo caso de Naegleria fowleri, más conocida como "ameba come cerebros", que destruye el tejido cerebral y suele causar la muerte.

Un nuevo caso de 'ameba come cerebros' se ha registrado en Florida. Su departamento de Salud ha lanzado una alerta para que la población sea prudente, sobre todo, cuándo se bañe en agua dulce y templada este verano porque se ha dado un nuevo caso de Naegleria fowleri en el condado de Hillsborough, en la costa oeste de Florida.

Un parásito que destruye el tejido cerebral

Se trata de un parásito, una ameba que destruye el tejido cerebral y suele causar la muerte. Generalmente no hacen daño pero cuando prolifera en aguas cálidas puede provocar infecciones letales, al llegar al cerebro a través de los nervios de la nariz.

Suele encontrarse en lagos, ríos, estanques y aguas termales, en aguas contaminadas, y entran en el cuerpo a través de la nariz o la boca. Al entrar en el organismo humano produce una " infección cerebral devastadora".

La ameba entra por la nariz y viaja al cerebro

Las autoridades no han comunicado donde se infectó el paciente ni tampoco su estado pero recomienda a la población evitar el contacto nasal con el agua del grifo o de fuentes.

Este tipo de infección es bastante rara y suele darse sobre todo en los meses de verano. Los síntomas son fiebre, vómitos, dolor de cuello o de cabeza. La mayoría de los pacientes que la contraen fallecen en apenas una semana.

Una vez que la ameba entra por la nariz, viaja a través del cerebro y causa la condición denominada PAM, que resulta casi siempre fatal", destacan los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC) de EE.UU.

Los CDC detallan que entre 1962 y 2016, las únicas estadísticas que tiene disponibles, los estados de Texas y Florida son los más afectados, con más de 10 casos cada uno.

También en España

Una niña de Toledo, de 10 años, fue el primer caso en España de la 'ameba comecerebros'. Se infectó en 2018 en una piscina cubierta de Torrijos, en el mes de mayo. Sobrevivió y su caso ha sido investigado.

Publicidad