Publicidad

Nuevo jefe Casa Real británica

Las nuevas misiones del agente y espía Andrew Parker al servicio de la Corona británica ya están en marcha

La reina Isabell II ha contratado al espía Andrew Parker, exdirector del Servicio de Inteligencia desde 2013, como jefe de la Casa Real. Entre sus principales misiones estará asegurar el buen funcionamiento de todos los departamentos y gestionar la investigación al príncipe Andrés, que está pendiente de declarar.

La reina Isabel II del Reino Unido ha retomado los actos presenciales después de meses de confinamiento por la pandemia de coronavirus. La soberana de 94 años ha acudido a una conmemoración dos días después de que Reino Unido relajara las restricciones para evitar la propagación del covid-19.

La monarca ha reaparecido el mismo día en el que se ha conocido que ha elegido como nuevo jefe de la Casa Real británica a Andrew Parker, exdirector del Servicio de Inteligencia del país desde 2013.

El exjefe de los espías tendrá que abordar varios escándalos familiares cuando ocupe el cargo, que lo hará este jueves. Él conoce todos los secretos de la Familia Real británica para hacer frente a estos tiempos.

Misiones pendientes de Parker

El espía Andrew Parker tendrá que afrontar varios asuntos pendientes de la Familia Real de Inglaterra, entre ellos, el agente tendrá que ser capaz de garantizar el buen funcionamiento de todos los departamentos.

También se encargará de organizará los actos oficiales y facilitar la comunicación entre el Palacio de Buckingham y el Parlamento del Reino Unido. Se encargará de ver cómo se recupera la Corona tras la polémica entrevista del príncipe Harry y Meghan Markle, duques de Sussex.

Tendrá que gestionar la investigación al príncipe Andrés, el segundo hijo de Isabel II, que aún está pendiente de declarar por el 'caso Epstein' y además afrontará el futuro de una corona portada por la misma monarca desde hace 70 años.

Publicidad