Misteriosas estructuras en China

Publicidad

China

Nuevas imágenes por satélite muestran la construcción de misteriosas estructuras gigantes en China

La Federación de Científicos Americanos cree que la construcción de las nuevas estructuras en China detectadas en las imágenes recogidas por satélite podrían ser bases de misiles balísticos intercontinentales.

Las últimas construcciones misteriosas aparecidas en China han sido detectadas en las planicies de Jilantaizhen, en Mongolia, lo que alimenta una vez más las especulaciones por la aparición de estructuras gigantes en medio de la nada del país asiático. La FAS cree que algunas de ellas podrían estar relacionadas con bases nucleares.

La Federación de Científicos Americanos considera que, concretamente, estas nuevas construcciones detectadas en imágenes por satélite podrían ser silos de misiles balísticos intercontinentales y que "indican, por lo menos, 16 silos en construcción, una expansión significativa desde que hace años se detectara el primero", explican.

De acuerdo a sus declaraciones, afirman también que el Ejército podría estar construyendo una red de túneles en China que servirían para que las unidades se desplazaran, descargaran y operaran con misiles sin ser detectados.

En las fotografías, la federación ha detectado hasta 72 lanzadores móviles de misiles en operación, además de otros 18 de los nuevos Dongfeng-41.

Pero la FAS no habla solo de la expansión de la capacidad nuclear china, sino de un nuevo tipo de construcción que podría servir de silo para el DF-41 –nuevas fuerzas de cohetes del ejército chino con un rango de hasta 15.000 kilómetros de distancia-.

Misteriosas estructuras en el desierto

No es la primera vez que las imágenes por satélite, como Google Earth, detectan este tipo de estructuras en China. Hace aproximadamente 10 años aparecieron otras tantas en varias localizaciones de la superficie asiática, todas de origen humano y relacionadas, supuestamente, con fuerzas militares chinas.

Una de ellas es la situada en la meseta tibetana al oeste del desierto Kumtag, una estructura representada por grandes líneas blancas sobre las que se especuló que podrían servir para la calibración de satélites.

También se detectaron otras, en distintos puntos del desierto, que se asemejan más a formas de cuadrículas destinadas, supuestamente, a prácticas de tiro. Y algunas que recuerdan a un sistema enorme de antenas similar al que utiliza el ejército de Estados Unidos para estudiar la ionosfera.

Lo que sí es seguro es que, pese a una década de misteriosas estructuras en China a las que les siguen numerosas especulaciones, por el momento no se han detectado signos de bombardeo.

Publicidad