Atentados 11-S

Nueva York despliega a miles de agentes y unidades de detección de bombas en el 20 aniversario del 11-S

Las autoridades de Nueva York aseguran que la ciudad es "segura" y que no existe "ninguna amenaza concreta" de un nuevo ataque terrorista.

Nueva York despliega a miles de agentes y unidades de detección de bombas en el 20 aniversario del 11-S

Publicidad

Hoy es uno de esos días en los que las luces de la ciudad de Nueva York parecerán lucir menos que de costumbre. La congoja, la tristeza y la impotencia acompañan a las calles neoyorkinas en el 20 aniversario de los atentados del 11 de septiembre de 2001 en Estados Unidos. Y lo que no faltará tampoco este día será la seguridad de sus ciudadanos.

Nueva York ha desplegado miles de agentes de policía, unidades detención de bombas y perros adiestrados para evitar un posible nuevo ataque terrorista en la señalada fecha por los atentados del 11-S.

"Tenemos unas medidas combinadas muy fuertes y resistentes, miles de agentes tanto uniformados como de paisanos, junto con detención de bombas, metralletas, perros y muchas, muchas otras cosas", ha explicado el comisario de la policía de Nueva York (NYPD), Demort Shea. No obstante, para la tranquilidad de todos, las autoridades de la ciudad insisten en que "no existe ninguna amenaza concreta de nuevo ataque terrorista".

Nueva York, una ciudad segura

Lejos de que el despliegue por el 11-S pretenda alarmar a la ciudadanía, el Departamento de Seguridad Nacional, junto a la gobernadora de Nueva York, Kathy Hochul, y el alcalde de la misma ciudad, Bill de Blasio, apuntan en que es "una forma de asegurar que no se produzca ningún incidente" y recuerdan que, Nueva York, "es segura". Además, han querido animar a los neoyorkinos "a salir y disfrutar de las vistas" en este día, 11 de septiembre.

"La policía está vigilando, no diariamente, ni a cada hora, sino a minuto a minuto" ha insistido una vez más el edil de Nueva York en su intervención por el 11-S. Porque, su misión, asegura, es proteger las vidas de todos y de cada uno de los estadounidenses.

Pese a todos los mensajes de seguridad y tranquilidad, no han querido olvidar recalcar que, aún con todo ello, "las amenazas son reales y consistentes" y es la razón por la que deben estar atentos: "Seguimos siendo una amenaza para todos los individuos que odian la libertad por todo el mundo y lo sabemos", remarca el secretario de Seguridad Nacional sobre los atentados terroristas.

20 años después del ataque terrorista del 11-S Nueva York, dicen, es una ciudad más segura y más fuerte que nunca, pero el terrible momento que marcó el inicio de una nueva era sigue muy presente en la vida de los neoyorkinos.

Publicidad