Protestas en Hong Kong

Nueva movilización masiva en Hong Kong pese a la prohibición de las autoridades

Nuevos enfrentamientos en Hong Kong. Lo que comenzó como una nueva manifestación pacífica en las calles ha acabado con disturbios.

En resumen

  • Los manifestantes han atacado oficinas gubernamentales
  • Además, ha tenido que intervenir la brigada antiexplosivos para desactivar un artefacto en el centro de la ciudad

Publicidad

Decenas de miles de personas han vuelto a salir este domingo a las calles de Hong Kong para protestar contra las autoridades afines a Pekín y se han producido nuevos disturbios entre policías, que han empleado gas lacrimógeno y cañones de agua, y manifestantes, que han lanzado cócteles molotov contra los agentes.

El Frente Civil por los Derechos Humanos, convocante de la protesta pese a no recibir una respuesta positiva a su solicitud de autroización, asegura que unas 350.000 personas han participado en la protesta. La Policía no ha dado ninguna estimación con el argumento de que la marcha era ilegal.

Después de dos semanas de calma relativa en una crisis que dura ya cinco meses, este domingo se ha producido un repunte de la participación en las protestas, aunque también los más radicales se han visto respaldados por esta regeneración de las movilizaciones.

Los violentos han atacado comercios y sucursales bancarias vinculadas con la China continental y han levantado barricadas en la calle Nathan, una de las principales vías de la península de Kowloon. Los agentes han respondido con cargas, cañones de agua y gas lacrimógeno.

"Los hongkoneses no van a renunciar a su derecho a manifestarse. La asistencia de hoy es mayor de la esperada", ha explicado uno de los asistentes, Daniel Yeung, equipado como muchos de los manifestantes con una máscara a pesar de que las autoridades han recurrido a una ley de la época colonial para prohibir su utilización. "Mientras la gente siga saliendo en este número estamos a salvo y podremos seguir luchando", ha añadido.

Publicidad