Desaparición

Novedades en la desaparición de Nicola Bulley, la madre a la que se le perdió la pista paseando a su perro

Un vecino revela algunos detalles que podrían resultar claves en esta desaparición.

Police line

Police lineAntena 3

Publicidad

Nicola Bulley, una mujer de 45 años, fue vista por última vez paseando a su perro en un campo cerca del río en St Michael's on Wyre el pasado 27 de enero. Ahora ha habido un giro en la desaparición de esta mujer, y es que un vecino de esa misma localidad, en Lancashire, denunció la presencia de dos hombres encapuchados cerca de la ruta peatonal donde desapareció Bulley.

El testigo denunció este extraño suceso ante la Policía, sin embargo, tardaron hasta nueve días en responderle para que declarara. Según el hombre, y como recoge DailyMail, las dos personas estaban cerca de la iglesia de San Miguel unas 24 horas antes de que se perdiera la pista a la mujer. Según declara el hombre, por las vestimentas que llevaban parecía que ocultaban algo. Los vio sobre las 7:45 horas de la mañana del jueves 26 de enero, junto un día antes de que Nicola Bulley desapareciera.

El viernes, a la misma hora, el hombre vio de nuevo a uno de los encapuchados del día anterior, según relataba, cubriéndose la cara otra vez.

Cuando se enteró de que esta mujer había desaparecido en esa zona, llamó a la policía. Al no recibir respuesta alguna, decidió insistir para intentar ponerse en contacto con los agentes y contar lo que había visto durante los dos días, una información que podría resultar clave en las labores de búsqueda de esta mujer de 45 años de la que se perdió la pista cuando salió a pasear a su perro.

Finalmente, consiguió contactar con la Policía, pero explicó que era una situación algo "frustrante" pues hubiese sido mejor hablar con ellos cuanto antes. Fueron nueve días los que los agentes tardaron en responder.

Publicidad