Un niño atacó a otro joven que intentó entrar en su casa por la ventana. El joven, de 19 años, que tenía una orden de arresto por invadir una propiedad privada se escapó del hospital donde había acudido después de que un niño le diera en la cabeza con un machete. Los policías del condado lo están buscando.

"Este paciente fue admitido en el servicio de urgencias, pero estaba bajo la custodia legal del Departamento del Sheriff del Condado de Orange, que no lo acompañó", dice el hospital en un comunicado.

El niño, de 11 años, estaba solo en casa cuando los intrusos llegaron. Mientras una mujer llamaba a la puerta de la casa, el joven entraba por la ventana. El pequeño dijo a las autoridades que otro hombre estaba esperando fuera de casa en un coche.

El hombre que entró por la ventana con una pistola de perdigones obligó al niño a meterse en el armario de una habitación, según cuenta la oficina de policía.

El niño, un jugador de béisbol, salió del armario con un machete y golpeó la cabeza al intruso, según informa CNN.

Después de que el niño golpeara al intruso con un machete, el ladrón le propinó una patada al menor en el estómago y agarró una PlayStation y un televisor. Pero el hombre comenzó a sangrar dejó caer los objetos robados y huyó con los otros sospechosos, según los agentes.

Los agentes proporcionaron a los hospitales del área una descripción del sospechoso y sus lesiones, que ahora se enfrentaba a cargos que incluyen robo, el secuestro en segundo grado y el asalto a un niño menor de edad. Los agentes afirman que "este joven no solo frustró el intento de robo, sino que también creó pruebas de sangre que muy bien pueden llevar a una condena en este caso", dijo uno de los agentes.