Blake, un niño de 6 años, abre un puesto de juguetes para regalarlos a los niños de pocos recursos

Publicidad

EN FLORIDA

Un niño de 6 años abre un puesto de juguetes para regalarlos a niños necesitados

Un niño de 6 años de Florida, Blake, ha decidido abrir un puesto de juguetes para regalarlos a los niños con pocos recursos de su zona. Melissa, su madre, lo describe como un niño especial que se asegura de que todo el mundo tiene lo que él recibe. Gracias a la acción de Blake, diversas familias sin recursos pudieron hacerse con uno de sus juguetes.

Blake, un niño de 6 años, ha conmocionado a los padres de Florida a través de su historia. El pequeño decidió regalar juguetes a los niños necesitados en un puesto instalado en frente de su casa durante seis horas.

Según relata la madre de Blake, Melissa, en BoredPanda, la historia comenzó cuando la mujer le ordenó que recogiera su habitación, la cual se encontraba repleta de juguetes, a lo que Blake le contestó: “Pero hay muchos juguetes que recoger, mamá”. Melissa respondió con un breve discurso en el que le convencía de que los juguetes que poseía eran tesoros, pues había niños que no tenían la suerte de tenerlos.

“Tengo una idea. Podemos abrir un puesto y puedo regalarlos. Es buena idea, ¿verdad?”, planeó el pequeño. Melissa no salía de su asombro al escuchar las palabras de su hijo y decidió discutir el asunto con el pequeño a la mañana siguiente.

No obstante, su hijo no cambió de opinión y amaneció con fuerzas para abrir el puesto de juguetes. La madre, contagiada del altruismo de su hijo, siguió sus acciones y le ayudó a llevar a cabo su misión.

El niño se hizo con un trozo de cartón y en él escribió un mensaje que volvió a conmocionar a su madre: “¡Animaos, niños! Ven al puesto de Blake. ¡Tenemos juguetes gratis para vosotros!”.

Blake junto a un par de niños que acudieron a su puesto de juguetes | BoredPanda.com

La familia de Blake vive en una zona residencial sin niños, algo que dificultaba su plan. Pero Melissa se negaba a admitir el fracaso que supondría, así que decidió continuar ayudando a su hijo.

El pequeño pidió a su madre que enviase mensajes a todos los niños para que supiesen de su intención, pero, coincidiendo con los pensamientos de su madre, ningún niño aparecía. Entonces, Melissa difundió la noticia a través de Facebook y varias familias comenzaron a aparecer.

El primer juguete que regaló Blake fue su robot favorito. El hombre que se lo llevó insistió en proporcionarle 5$ a cambio del obsequio, pero Blake se negó a cogerlos. Tras la insistencia de su cliente, el niño accedió, aunque posteriormente pensó en regalar también el dinero recogido.

Diversos vecinos de Florida con niños de pocos recursos, pero ilusionados por la encomienda de Blake, asistieron al lugar para hacerse con uno de sus juguetes.

“Este es Blake. Este es su corazón. Es el primero en dar y el último en coger. Siempre se asegura de que todo el mundo tiene lo que él ha recibido. Me agradece cuando limpio la casa. Te abre la puerta y te desea un buen día. Él es especial. […] Le hemos enseñado a amarnos los unos a los otros. Ese día lloré más que cualquier otro”, expresa Melissa en la página BoredPanda.

Publicidad