Estados Unidos

Un niño de 10 años mata a su madre por no querer comprarle unas gafas de realidad virtual

El menor fue acusado la semana pasada como un adulto, ya que la ley de Milwaukee establece que los menores de hasta 10 años sean acusados como adultos por ciertos delitos graves.

Un niño de 10 años mata a su madre por no comprarle unas gafas de realidad virtual

Un niño de 10 años mata a su madre por no comprarle unas gafas de realidad virtual Unsplash

Publicidad

Un niño de 10 años de Milwaukee, Wisconsin (Estados Unidos) ha matado presuntamente a su madre al no querer comprarle unas gafas de realidad virtual. El menor apuntó a su madre con un arma y la disparó intencionadamente, según aseguran los fiscales del caso. Sin embargo, en primera instancia confesó que el tiroteo había sido un accidente.

Como recoge la 'NBC Washington', el menor fue acusado como adulto la semana pasada por un delito de homicidio imprudente en primer grado. La acusación fue realizada así, ya que la ley de Wisconsin establece que los menores de hasta 10 años sean acusados como adultos por ciertos delitos graves, aunque sus abogados pueden trasladar el caso a un tribunal de menores.

El niño se encuentra en un centro penitenciario de menores y desde su entorno aseguran que padece problemas de salud mental.

Según el auto de los fiscales, el primogénito le dijo a los agentes que sacó el arma de la habitación de su madre y bajó hasta el sótano, donde se encontraba la víctima. Continuó explicando que mientras giraba el arma en su dedo se disparo por error. Por ello las autoridades, al considerarlo como un incidente porque estaba 'jugando', permitieron que se quedase con su familia.

La tía y hermana del menor vieron una actitud extraña en él, pues no lloraba ni mostraba remordimiento. Además, comprobaron que el menor había accedido a la cuenta de su madre de una plataforma de envíos internacionales para comprarse unas gafas de realidad virtual, justo la mañana siguiente. Según recogen medios locales, también habría agredido a su prima de 7 años.

No era la primera vez

No era la primera vez que ocurría, ya que meses atrás ya había estado implicado en otros incidentes con otros niños. Según sus familiares, él afirmó haber escuchado a cinco personas imaginarias que le hablaban. Con estos nuevos detalles, la policía de Milwaukee le volvió a entrevistar y fue entonces cuando confesó los hechos. El menor declaró a los detectives que apuntó con el arma a su madre y trató de disparar a una pared para "asustarla". A la mañana siguiente, cuando fue a despertarle, y al no haberle dejado comprar el dispositivo de realidad virtual, le disparó, según la denuncia de la Fiscalía.

Publicidad