Hospital Universitario de Neiva (Colombia)

Publicidad

Violación

Una niña de cuatro años, en coma tras ser violada y golpeada en Colombia

Un hombre de 27 años ha sido detenido como presunto autor de una violación y agresión a una niña de cuatro años, que permanece en coma ingresada en el hospital.

Una niña de cuatro años se encuentra en estado de coma después de haber sido violada y golpeada por un hombre en el municipio colombiano de Garzón.

Según ha informado la Fiscalía en un comunicado, el caso ocurrió el pasado lunes en el caserío Puerto Alegría. El presunto autor de los hechos, Sebastián Mieles Betín, de 27 años, ha sido detenido por las autoridades.

Ante la gravedad de las heridas, la pequeña fue traslada al Hospital de Neiva donde "se constató que fue víctima de violencia sexual y violencia física extremas, razón por la cual se encuentra en estado de coma y con pronóstico reservado dadas las múltiples lesiones que recibió en sus partes íntimas y en el resto del cuerpo, cabeza, cara, tórax y abdomen", ha informado la Fiscalía.

El pasado 29 de junio los padres de la niña se percataron de que la niña no estaba y comenzaron a buscarla junto con los vecinos. En un primer momento, encontraron junto al río una sandalia de la menor y un teléfono móvil, "rastros que, al seguirlos, permitieron hallar a la niña inconsciente a orillas de la quebrada Caguancito, en medio de dos piedras y semidesnuda" y muy cerca de ella se encontraba un hombre.

La Fiscalía ha acusado al detenido de delitos de tentativa de feminicidio agravado en concurso con acceso carnal violento agravado -por ser la víctima menor de 14 años. Sebastián Mieles Betín se enfrenta una pena de hasta 30 años prisión.

El caso ha desatado la indignación en Colombia, después de que además la semana pasada se revelara que una niña de 12 años del pueblo indígena embera-chamí fue violada por siete militares del Batallón de Artillería San Mateo.

En medio de ese escándalo también se informó el lunes de que dos soldados habían secuestrado y violado presuntamente a una niña de 15 años de la tribu nómada nukak makú en septiembre del año pasado en el selvático departamento del Guaviare.

Publicidad