Nicolas Sarkozy

El expresidente de Francia, Nicolas Sarkozy, condenado a un año de cárcel por financiar ilegalmente la campaña de 2012

Los fiscales calculan que el partido de Nicolas Sarkozy gastó casi el doble de los 22,5 millones de euros permitidos por la ley electoral en Francia durante la campaña de 2012.

Publicidad

Varapalo judicial para el expresidente francés Nicolas Sarkozy al que un tribunal parisino ha declarado culpable por financiar ilegalmente su campaña para las elecciones de 2012. Sarkozy fue condenado a un año de cárcel, que podrá cumplir bajo arresto domiciliario.

El Tribunal consideró que el jefe del Estado francés se benefició de un sistema de doble contabilidad puesto en macha para poder superar los límites de gasto impuestos por la ley francesa, de hecho y según los fiscales del caso su partido gastó casi el doble de los 22,5 millones de euros permitidos por la ley en grandilocuentes actos, además de contratar a una agencia amiga para ocultar los gastos reales.

El magistrado cree que el candidato no podía ignorar haber superado los gastos de la campaña dada su experiencia electoral y que, además, había sido advertido por escrito de ello en dos ocasiones. Pese a ello, señala la sentencia, prosiguió con el elevado ritmo de la campaña, a base de un mitin por día con grandes medios financieros y "omitió de forma voluntaria cualquier control sobre las cuentas que tenía que declarar y certificar como exactas".

Nicolas Sarkozy gobernó Francia de 2007 a 2012, precisamente esa campaña por la que hoy se le condena le costó también la presidencia. Este nuevo revés judicial se produce 7 meses después de que Sarkozy fuera condenado en primera instancia a 3 años de cárcel, 2 de ellos exentos de cumplimiento y el otro en arresto domiciliario, por corrupción y tráfico de influencias.

Publicidad